¿Bebés a la carta? Estados Unidos podría lograrlo

Un nuevo experimento científico pone nuevamente en la palestra el tema de la modificación genética de embriones humanos. Al parecer las pruebas realizadas en Portland fueron satisfactorias.

Bebes a la carta

La ciencia avanza a pasos agigantados y muestra de ello es la reciente noticia de que por primera vez, en Estados Unidos, se crearon embriones humanos con modificaciones genéticas. La información fue publicada en la revista especializada MIT Technology Review, en la que se habla sobre el mencionado experimento efectuado en la ciudad de Portland. En el que emplearon un instrumento denominado Crispr para hacer los cambios.

La herramienta usada por ingenieros genéticos logra reformar componentes específicos del ADN vegetal, animal y humano, y podría ser usada para sanar diversas patologías, incluido el VIH.

Las dudas sobre su uso no han parado, y no faltan quienes adviertan sobre lo peligroso de esta práctica en manos inadecuadas, pues podría convertirse en un arma destructiva. Sin embargo, hay quienes sueñan con bebés “diseñados” a su gusto, algo que los religiosos consideran antinatural.

¿Veto a la ciencia?

Muchos creen que cuando se popularice el empleo del Crispr, su sencillo manejo y los bajos costos harán que se levanten las prohibiciones y controles que varias naciones han establecido sobre las transformaciones en nuestros genes, pues privaría su función curativa, claro con la cautela necesaria.

Es la primera ocasión en la que se realiza este proceso en Norteamérica, pero en China habían experimentado tres veces con la técnica. A comienzos de 2017 los asiáticos corrigieron mutaciones en los genes de tres embriones y-para ensayar-practicaron con los que no se convertirían en niños. En el caso estadounidense los que fueron modificados se destruyeron posterior al procedimiento, pues tampoco tenían la intensión de implantarlos.

Lo ocurrido en China fue lo que motivó a los americanos a embarcarse en la tarea. Shoukhrat Mitalipov fue el titular principal de la operación, y en su currículo se encuentra su participación en la clonación de primates ejecutada en el año 2007. Sobre la nueva experiencia todavía no ha ofrecido sus conclusiones.

Incertidumbre

No se detalla en la revista qué llevó a sacar a la luz estas pruebas, qué enfermedades fueron analizadas, ni la cantidad de veces que se practicó, pues sólo señala que fueron una decena. Los espermatozoides que utilizaron provinieron de muestras donadas con mutaciones de origen hereditario.

Al parecer, lo hecho por los científicos supera o mejora los efectos conseguidos en China, donde hubo algunos equívocos en los cambios efectuados. No obstante, tocará esperar a que se exhiba a la colectividad en general el informe final.

Lo cierto es que todo indica que se está evolucionando en la materia, y surge la esperanza de que con un manejo adecuado la ciencia pueda curar muchas enfermedades que hoy resultan imposibles con las opciones que se disponen en materia de salud. Tampoco será descabellado que en un futuro, podamos escoger las características físicas de un bebé, como si se tratara de mirar un menú en un restaurante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...