Aumentan casos de bebés nacidos sin cerebro por las bombas químicas

La información pone los pelos de punta, lo cierto es que hay un increíble crecimiento de casos de nacimientos de niños con patologías tales como la falta de cerebro, sin ojos o con los intestinos por fuera del cuerpo, todo debido a la exposición a las bombas químicas, sobre todo en Faluya, uno de los lugares del mundo dónde el problema es mayor.

Nadim Hadidi, responsable de prensa del centro de la ciudad Iraquí, es quien se ha encargado de hacer extensiva la noticia, apoyándose en impactantes fotografías:

“Las familias entierran a los recién nacidos apenas mueren y sin decirlo a nadie I Esto les produce una enorme vergüenza”…”Tan solo en enero registramos 672 casos, pero sabemos que son muchos más”…”En 2004 los estadounidenses probaron todo tipo de sustancias químicas y explosivos: bombas termobáricas, fósforo blanco, uranio empobrecido… ¡Nosotros no hemos sido más que ratones de laboratorio!”.

Durante estas actividades militares se utilizaron productos realmente venenosos para los habitantes de la región, sustancias que quedan en el ambiente por el tiempo suficiente como para perjudicar a un buen número de generaciones posteriores, por eso mismo la mayoría de los nacimientos actuales dan como resultado niños gravemente enfermos con nulo pronóstico de supervivencia. Las fuerzas estadounidenses aseguraron que se utilizó Fósforo blanco para iluminar objetivos en las horas nocturnas, pero lo cierto es que al parecer se trataba de una de las armas prohibidas utilizadas contra los civiles. Lo mismo ocurrió con el uso del Uranio empobrecido, utilizado para aumentar la capacidad de penetración de proyectiles.

Se desconoce a la actualidad la cantidad de víctimas fatales del asunto, muchas de ellas inclusive aún no han nacido. Se trata de uno de los peores golpes a la natalidad en el país. Los aumentos de casos de deformidades, cáncer, leucemia, mortalidad infantil y alteración en la proporción de los nacimientos por sexo ha generado un caos en el aumento de la población.

Abdulkadir Alrawi es uno de los médicos de la ciudad que más casos ha tenido que atender, explica que las sitaciones son cada vez más complejas y que los recursos son cada vez menores:

“Esta niña ha nacido con el síndrome de Dandy Walker. Tiene el cerebro partido en dos y no creo que sobreviva. Se da un caso entre 25.000″…”No contamos ni con las infraestructuras más básicas, ¿cómo quieren que atendamos una emergencia como ésta?”.

Vía | Infancia Hoy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...