Aseguran que 3 de cada 200 niños sufren convulsiones durante la infancia

Según nuevos informes emitidos por el Ministerio de la Salud de Buenos Aires, Argentina, se sabe que en el país sudamericano se da una tendencia de 3 cada 200 niños que padecen de convulsiones durante la infancia, una problemática que parece repetirse en muchos otros países del mundo, en líneas generales prácticamente el 50% de las consultas en los servicios neurológicos infantiles de los hospitales son por epilepsia.

La información se reveló en el día de ayer en el marco del Día Mundial de la Epilepsia, sobre el caso el ministro de Salud, Alejandro Collia, indicó:

“La epilepsia es el trastorno neurológico más común durante la infancia, en la mayoría de los casos no es grave y puede curarse con tratamiento y medicación”.

Hay que tener en cuenta que muchos niños con trastornos neurológicos no han sido correctamente diagnosticados, algo sumamente negativo, y vale destcar que en general la franja de alerta para pacientes con epilepsia se da desde el nacimiento hasta aproximadamente los 8 años de vida del niño, momento en el que los episodios pueden llegar a manifestarse de manera contundente, aunque en general según el jefe del servicio de neurología del Hospital de Niños de La Plata , Nicolás Sarijulis:

“La mayor prevalencia en los casos de debut de convulsiones se da durante el primer año de vida”.

Son muchas las causas que pueden dar lugar a un síndrome epilético durante los primeros meses de vida del niño y en la primera infancia, destacando sobre todo tres principales, como malformaciones cerebrales congénitas, problemas durante el parto relacionados a la falta de oxígeno en el cerebro o infecciones durante el embarazo que afectaran el desarrollo cerebral del feto. Tampoco se debe descartar como factor decisivo la predisposición genética del individuo o las posteriores lesiones cerebrales producto de algún accidente.

En la actualidad se sabe que nada menos que el 1% de la población mundial sufre de epilepsia y es una enfermedad que no solo se establece durante la infancia sino que puede aparecer en cualquier momento de la vida, pero lo cierto es que aquellos que la sufren de niños tienen un mejor pronóstico ya que en el 80% de los casos con un buen tratamiento pueden curarse al cabo de tres años.

Vía | Télam

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...