Anestesiar a los fetos antes del aborto en Estados Unidos

El Gobernador del Estado de Utah ha aprobado una ley cuyo propósito es minimizar el dolor que se le puede causar a un bebé que no ha nacido en un proceso de aborto, por ello, con fetos a partir de 20 semanas se deberá utilizar la anestesia.

Dolor fetal

Hoy podemos saber que, con el propósito de evitar que los fetos puedan sufrir dolor durante el proceso de aborto, el Estado de Utah (Estados Unidos) ha aprobado una ley que permitirá anestesiar a los fetos antes del aborto. Según la nueva ley, se requiere que las mujeres que hayan decidido abortar a partir de la semana 20 del embarazo, sean anestesiadas antes de proceder al aborto.

Algunos médicos especialistas como el doctor David Prentice, aseguran que la ciencia demuestra de forma concluyente que los fetos con 20 semanas o menos sufren dolor de un modo más intenso que un recién nacido o un adulto. En el año 2010 ya hablábamos de este tema, algunos investigadores consideran que los fetos no sienten dolor durante las primeras semanas del embarazo, otros en cambio sí lo creen y consideran que es necesario anestesiar a los fetos para que no sufran dolor.

Lo cierto es que desde entonces se han realizado algunas investigaciones y en algunos casos se apunta la probabilidad de que el feto (dependiendo de la semana de gestación) pueda sufrir dolor durante el aborto. Existe un hecho que delata la posibilidad de sufrir dolor en las primeras semanas del embarazo, el sistema nervioso fetal se desarrolla a partir de la tercera semana del embarazo, cuando las células neuronales empiezan su actividad, por lo que las señales del dolor serían perfectamente transmitidas.

Algunos expertos comentan que en la novena semana del embarazo el feto ya tiene receptores de dolor en la superficie facial, en las palmas de las manos y en las plantas de los pies, esos receptores le permitirían experimentar el dolor. Volviendo a la noticia, la ley indica que el feto sea anestesiado a partir de la semana 20 del embarazo en los procesos de aborto, anteriormente se les preguntaba a las mujeres si querían anestesia.

El Gobernador del Estado Gary Herbert consideraba que se debía prohibir el aborto a partir de la semana 20 de gestación, pero parece ser que este planteamiento podría ser inconstitucional y por tanto ha decidido implantar la legislación sobre la anestesia fetal al considerar que es necesario minimizar el dolor que se le puede causar a un bebé que no ha nacido. La ley no ha sido bien acogida por los que están a favor del aborto, algunos médicos advierten que el procedimiento puede poner en riesgo la salud de las mujeres, es una sedación que a su juicio es innecesaria, ya que se protege a un feto de un dolor que a su criterio no pueden sentir. Pero lo cierto es que no existe una certeza científica sobre el tema, por lo que este argumento también puede cuestionarse.

Teniendo en cuenta que algunos expertos apuntan que los fetos sienten dolor antes de las 20 semanas de gestación, y dado que el Gobernador quiere evitar que los fetos puedan sufrir dolor, no se entiende por qué no se ha hablado de implantar la anestesia a partir de la semana 9 del embarazo, momento en el que el feto ya tiene receptores de dolor en algunas zonas del cuerpo.

En nuestro país también se propuso este procedimiento en el año 2010, pero hasta la fecha no se ha puesto en marcha ninguna regulación que obligue a los especialistas de las clínicas abortistas a utilizar la anestesia en el momento previo al aborto para evitar que el feto pueda sufrir dolor. Podéis conocer todos los detalles de la noticia a través de este artículo publicado en el periódico digital The New York Times.

Foto | BigD2112

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...