Analizan el proceso que determina el sexo de los bebés

Expertos en genética han estado trabajando desde el año 2000 en el análisis de los procesos que determinan el sexo de los bebés durante la gestación.

Un grupo de científicos pertenecientes al Instituto de Biotecnología de la Universidad de Granada han anunciado que se encuentran ahora mismo trabajando en el análisis absoluto del proceso que se desarrolla para determinar el sexo que tendrá un bebé, con el objetivo de identificar los denominado “microARNs”, que son las pequeñas moléculas que surgen a partir de las pripias células y que parecen tener un papel estelar durante la determinación del género que tendrá el embrión que se encuentra en gestación dentro del útero materno.

Cuando una mujer queda embarazada, y una familia entera se encuentra a la espera de este nuevo miembro de la familia, saber si será niño o niña es una de las principales dudas que asaltan a todos los que se ilusionan con la llegada del nuevo pequeño, si será el principe de mamá o la princesa de papá, tiene mucho que ver con el azar o con las tendencias hereditarias según se sabe hasta ahora, lo que se intenta es averiguar un poco más lo que determina este asunto.

Los especialistas del grupo de investigadores “Genética Molecular y Evolutiva en Mamíferos”, ha trabajado utilizando técnicas moleculares en diversos cultivos celulares con el adelanto de haber podido ya identificar varios “microRNAs” que controlan a diferentes niveles los genes clave que determinan el sexo de un bebé, tal es así que se sabe que el “SOX9” es el que se involucra en el caso de un bebé niño, y el “RSPO1” para dar lugar a un bebé niña.

Los expertos involucrados en estos nuevos hallazgos indican que la relevancia de los descubrimientos tiene que ver con la posibilidad de ofrecer al mundo un conocimiento más efectivo sobre la forma en la que se lleva a cabo el proceso del desarrollo del ser humano desde apenas comenzada su existencia, lo que da la oportunidad de avance en el conocimiento de la regulación de genes que tienen un papel importante en los procesos que desarrollan el esqueleto.

Ya se viene trabajando con las “mícroRNAs” desde hace 13 años, y se ha conseguido aplicar estos contenidos de información en muchos procesos que tienen que ver con el desarrollo del embrión y los posteriores controles de los genes en las personas.

Vía | Granada Digital
Foto | benklocek

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...