Alimentos a evitar durante la lactancia

Lo que una madre coma o beba durante la lactancia puede afectar tanto el sabor, como el color o la textura de la leche, lo que en algunos casos llega a generar que el bebé la rechace, representando un gran riesgo para su salud.

lactancia

Todo lo que una madre consuma, viva o sienta lo transmite a su hijo ya sea que se encuentre dentro del vientre, por la placenta, o que sea un recién nacido, mediante la lactancia materna, por eso las mujeres deben tener especial cuidado en su dieta tanto en el embarazo como durante el proceso de dar el pecho al niño, para ofrecerle los nutrientes necesarios y evitar consecuencias con alimentos o bebidas que pueden perjudicar su salud.

Lo que la madre come y bebe de forma diaria es de vital importancia en lo referente a la lactancia, ya que de su nutrición depende en gran parte la composición de su leche, además de su textura y de su sabor, como también de su producción, lo que es vital para el desarrollo físico y neuronal del bebé.

Las madres deben prestar atención a la hora de evitar o limitar la ingesta de ciertos productos durante la lactancia, tales como el ajo, las alcachofas, los berros, hijos o brevas, los espárragos, las bebidas isotónicas, la menta, guayabas, cacahuetes, lentejas, el azafrán, chocolate, los mariscos, los derivados de la soja, las tisanas fuertes, el café, el alcohol, el perifollo o la artemisa, entre otras cosas.

El principal motivo es que estos alimentos pueden interferir en el sabor de la leche, lo que la volvería más ácida o amarga haciendo que instintivamente los bebés la rechacen, algo que perjudica directamente la alimentación del niño y por ende su desarrollo y evolución, corriendo el riesgo de que el bebé se deshidrate y quede malnutrido perdiendo el peso que es tan importante que gane durante sus primeros meses de vida.

Ciertos productos como el azafrán son capaces de pasarse a la leche y teñir la pigmentación del bebé, también se sabe que algunos de los nombrados anteriormente interfieren con la producción láctea, es decir, pueden hacer menguar la cantidad de leche que la mujer produce, lo que pondría en falta la dieta del bebé.

Otros componentes del listado previo deben ser consumidos en pocas cantidades o evitados, sobre todos los chocolates, mariscos y frutos secos, dado que aumentan el riesgo de desarrollar alergias a los alimentos desde temprana edad. Las mujeres que saben que sufren determinadas reacciones a este tipo de cosas deben eliminarlas de la dieta de forma permanente.

Foto | ALBA LACTANCIA MATERNA

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...