Algunos padres creen que el coche es una guardería para los niños

Algunos padres creen que el coche es una guardería para los niños, eso es lo que se deduce tras conocer dos casos sucedidos este fin de semana en los que, de no haber intervenido las fuerzas de seguridad, los menores podrían haber muerto por un golpe de calor. Por ello, es necesario seguir repitiendo hasta la saciedad, la necesidad de que no se deje bajo ningún concepto a los niños solos en el coche.

Niños solos en el coche

Cada año hablamos del riesgo de dejar encerrados a los bebés y niños en el coche de forma intencionada, mientras los padres van de compras o realizan cualquier otro recado. A pesar de toda la información que se brinda, algunos padres deben creer que no será para tanto y obvian los consejos y recomendaciones de expertos.

Decimos esto porque en España, este fin de semana las fuerzas de seguridad han tenido que intervenir en dos casos, uno en Mahón (Menorca) y otro en Manresa (Barcelona). Si la policía no hubiera intervenido, probablemente se habría hablado de muertes, ya que los niños habrían terminado sufriendo un golpe de calor que habría acabado con su vida. Parece que algunos padres creen que el coche es una guardería para los niños, que es un espacio en el que estarán seguros y tranquilos, mientras ellos realizan sus compras o cualquier otro recado.

En Mahón (Menorca), unos padres habían dejado a un bebé de un mes de vida y a otro de un año de edad, encerrados en el coche mientras ellos realizaban compras en un supermercado. A las dos de la tarde, en plena ola de calor y a una temperatura de 40 grados centígrados a la sombra, una persona vio a los dos pequeños encerrados en el coche, por lo que decidió acudir al supermercado para dar el aviso.

El aviso por megafonía no dio resultado, por lo que se decidió llamar a la Policía Nacional, tras esperar unos minutos y no personarse los padres, decidieron romper las ventanillas del coche para rescatar a los dos pequeños. Una hora después aparecieron los padres, seguramente si la policía no hubiera intervenido se habrían encontrado a sus hijos muertos. Los padres de nacionalidad magrebí llegaban al coche con el carrito de la compra, al parecer, no se enteraron de que se les llamó por megafonía. Explicaron a la Policía Nacional que como los niños dormían, decidieron no molestarlos e ir a comprar, una total irresponsabilidad que podéis conocer con detalle aquí.

Hay que recordar que con una temperatura exterior de 20º C grados, en el interior de un coche se puede llegar a alcanzar una temperatura de 40º C, si la temperatura exterior alcanza los 25º C, en el interior del coche se llega a los 50º C, por lo que podemos imaginar la elevada temperatura que los pequeños estaban aguantando en el interior del vehículo.

En Manresa, otros padres dejaron a un bebé de 8 meses y a su hermano de 10 años encerrados en el coche con una temperatura exterior de 40º C. En este caso ocurrió lo mismo, los padres acudieron a un centro comercial para realizar compras dejando a los niños durante más de media hora “cociéndose” en el vehículo. Como en el caso anterior, los padres (vecinos de Manresa) aparecieron con varias bolsas de compra encontrándose con los policías que habían sacado a los menores del coche, aquí podéis ampliar la noticia.

Hay quien cree que este tipo de situaciones son hechos aislados, pero la verdad es que se producen más de los que creemos, quizá es hora de poner en marcha una legislación que sea más severa y que directamente castigue a los padres con un delito de abandono de menores y multas como la que han planteado en Estados Unidos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...