Administrar antibióticos a los bebés podría aumentar su riesgo de padecer obesidad

Una nueva información está siendo noticia en el mundo entero, y tiene que ver con la suposición de que aparentemente la administración de antibióticos en bebés menores a los seis meses de vida sería algo sumamente negativo dado que aumentaría sus posibilidades de convertirse con el tiempo en niños obesos, según se pudo saber en base a un nuevo estudio publicado recientemente en la revista International Journal of Obesity.

Leonardo Trasande, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, que ha trabajado como coautor del estudio, indica:

“Normalmente, consideramos que la epidemia de obesidad se basa en dietas desequilibradas y (falta de) ejercicio, sin embargo, cada vez más estudios sugieren que es más complicado”…”Los microbios de nuestros intestinos podrían jugar un papel clave en cómo absorbemos calorías, y nuestra exposición a los antibióticos, especialmente en edades tempranas de la vida, podría acabar con bacterias saludables que influyen en cómo procesamos nutrientes en nuestro cuerpo y que de estar ahí, nos ayudarían a mantenernos delgados”.

Estudios previos han relacionado el problema de la obesidad con una gran cantidad de factores, sin embargo este es el primer análisis que se hace en lo referente al aumento del riesgo en niños que son tratados con antibióticos a edades muy tempranas y la forma en la que estos fármacos accionan sobre la masa corporal durante la infancia, para eso se examinó el uso de antibióticos en 11.532 niños nacidos en Avon, Gran Bretaña entre 1991 y 1992.

El proceso a largo plazo pudo descubrir que los niños que fueron tratados con antibióticos durante los primeros cinco meses de vida pesaban bastante más en relación a su altura comparados a esos otros bebés que no recibieron antibióticos, una diferencia que entre los 10 y los 20 meses de edad resultaba pequeña, pero que hacia los 38 meses se hacía realmente evidente, ya que esos niños tratados tenían un 22% de posibilidades de tener sobrepeso.

Los expertos indican que todo tiene que ver con el momento en el que los pequeños reciben los antibióticos, siendo riesgoso antes de los seis meses de vida, ya que se comprobó que los niños que fueron expuestos a los mismos entre los 6 y 14 meses no tenían, posteriormente problemas con el sobrepeso.

Jan Blustein, también coautor del estudio y de la Universidad de Nueva York, añade:

“Durante muchos años, los granjeros han sabido que los antibióticos son buenos para producir vacas más gordas para el mercado”…”Aunque es necesaria más investigación para confirmar nuestros hallazgos, este estudio cuidadosamente realizado sugiere que los antibióticos influyen en la adquisición de peso en humanos y especialmente en niños”.

Vía | Terra
Foto | ellyn. de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...