7.000 recién nacidos mueren cada día a pesar de los avances en supervivencia infantil

La OMS ha publicado un informe titulado ‘Niveles y Tendencias de la Mortalidad Infantil 2017′, en el que se hace un análisis del avance que se ha realizado desde el año 2000, para reducir la mortalidad infantil. A pesar de que se constata un avance significativo y se han logrado realizar muchos avances en supervivencia infantil, se apunta que la mortalidad de neonatos se ha incrementado y unos 7.000 recién nacidos mueren a diario.

Mortalidad infantil

Según un reciente informe de las Naciones Unidas titulado ‘Levels and Trends in Child Mortality 2017′ (Niveles y Tendencias de la Mortalidad Infantil 2017), unos 15.000 niños murieron cada día antes de cumplir cinco años, de ellos, un 46% murió antes de cumplir los 28 días. Según los cálculos y considerando que esta tendencia se mantenga, entre el presente año y el 2030, morirán unos 60 millones de niños menores de cinco años, de ellos, 30 millones serán recién nacidos, lo que supone que unos 7.000 recién nacidos mueren cada día, suceso lamentable a pesar de los avances en supervivencia infantil que se han logrado.

De acuerdo que los datos son llamativos, pero esto no indica que se hayan logrado realizar avances en la reducción de la mortalidad infantil, de hecho, en 2016 se marcó un nuevo mínimo de 5’6 millones de muertes de menores de cinco años, en comparación con los casi 9’9 millones de muertes que se produjeron en el año 2000. A pesar de este avance general, el número de niños que mueren siendo neonatos se ha incrementado en un 5% entre el año 2000 y el 2016.

Los avances realizados han permitido evitar la muerte de 50 millones de niños menores de cinco años en los 16 primeros años de este siglo, para la OMS esto es un indicador del compromiso adoptado por gobiernos y asociaciones para hacer frente a las muertes infantiles que son prevenibles. Recordemos que en el mes de marzo la OMS lanzó otro informe en el que se proporcionan datos sobre las principales causas medioambientales que acaban con la vida de los niños menores de cinco años, según sus conclusiones, cada año mueren 1’7 millones de niños debido a problemas relacionados con el medioambiente, muertes prevenibles que están englobadas en este nuevo informe.

La OMS explica que es necesario realizar un mayor esfuerzo para evitar que los bebés mueran el día en que nacen o unos días después de su nacimiento, ya que de lo contrario, los progresos realizados serán incompletos. Los responsables de la organización comentan que se cuenta con el conocimiento y la tecnología necesaria para ello, tan sólo hay que trasladarlo a los lugares donde es necesario. La verdad es que no resulta sencillo, existen demasiados conflictos de intereses, conflictos y problemas de todo tipo en esos países donde se requiere el conocimiento y la tecnología.

Los datos del informe Niveles y Tendencias de la Mortalidad Infantil 2017 muestran que la mayoría de los fallecimientos se producen principalmente en dos regiones, Asia meridional, que acapara el 39% de las muertes, y África subsahariana que acapara el 38% de los fallecimientos. La mitad de las muertes de recién nacidos se concentran en cinco países, República Democrática del Congo, Nigeria, Etiopía, India y Pakistán.

Según el documento, es posible salvar muchas vidas si se reducen las desigualdades mundiales, asegura que si se hubiera alcanzado en 2016 el promedio de la mortalidad que disfrutan los países desarrollados, se podría haber evitado el 87% de las muertes de niños menores de cinco años. Pero la verdad es que reducir las diferencias, es un reto muy complicado por los motivos antes comentados. Para la OMS es inaceptable que en el año 2017 el embarazo y el parto sean una amenaza para la vida de mujeres y niños, siendo la causa de que mueran 7.000 niños diariamente, a estos datos habría que sumar la muerte de las mujeres durante la gestación y el parto.

El informe Levels and Trends in Child Mortality 2017 de la OMS que podéis consultar a través de este enlace (Pdf) proporciona datos concretos sobre los progresos realizados, los niveles y tendencias de la mortalidad infantil segmentada por edades y sus causas, las estimaciones y previsiones de las muertes hasta el año 2030, segmentadas por zonas y países, las soluciones que se deben abordar con prioridad para que estas estimaciones no se hagan realidad, etc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...