420 millones de niños viven en zonas de conflicto

Save The Children ha presentado un informe en el que se denuncia que 420 millones de niños viven en zonas de conflicto, de ellos, unos 142 millones viven en “zonas de guerra de alta intensidad”, donde mueren cinco niños por cada soldado. La organización pide al Gobierno español que no venda armas a países en conflicto para que no puedan ser usadas contra los niños.

No a la guerra contra la infancia

Recientemente, la organización Save The Children presentó un informe titulado “No a la guerra contra la infancia”, en el que se denuncia que unos 420 millones de niños viven en zonas de conflicto, 30 millones más que en el año 2016. El informe, que ha sido presentado con motivo de la celebración del centenario de esta organización, denuncia que en las actuales guerras, mueren cinco niños asesinados por cada soldado muerto en combate, por lo que se considera que los niños son un objetivo de guerra en los conflictos armados.

De todos los niños que viven en países donde existen conflictos, 142 millones lo hacen en “zonas de guerra de alta intensidad”, es decir, zonas donde los enfrentamientos causan más de 1.000 muertes al año, lo que nos puede dar una idea de cuantos niños mueren en esas zonas de alto riesgo. Save The Children nombra los 10 países donde la infancia ha sido más castigada, Afganistán, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Irak, Mali, Nigeria, Somalia, Sudán del Sur, Siria y Yemen.

En esta lista de países mencionada, entre el año 2013 y el año 2017 murieron unas 870.000 personas por consecuencias indirectas de los conflictos bélicos, de ellas, 550.000 eran niños y niñas menores de cinco años, que murieron por desnutrición, falta de agua, atención sanitaria, etc. La ONG ha realizado cálculos, se produjeron 175.000 muertes de soldados frente a más de medio millón de niños asesinados, lo que muestra que la población civil y especialmente los niños, son las principales víctimas de las guerras.

Para Save The Children, se trata de una guerra contra la infancia, por lo que se exige a los líderes mundiales que no obvien la situación, que dejen de mirar a otro lado y tomen medidas contra Estados, fuerzas militares y grupos armados que incumplan los tratados internacionales, que obligan a proteger a los niños en situaciones de conflicto. Los derechos de los niños se violan flagrantemente, son reclutados y obligados a ser soldados, son secuestrados, asesinados, sufren la violencia física y sexual, etc. A esto hay que sumar que se realizan ataques a centros educativos y hospitales, según la organización, el número de violaciones graves en conflictos armados, se ha triplicado desde el año 2010, llegando a 25.000 en el año 2017.

En nuestro país, Save The Children ha puesto en marcha la campaña #NoALaGuerraContraLaInfancia, iniciativa para pedir al Gobierno que suspenda inmediatamente la venta de armas a los países que están en guerra, ya que es probable que esas armas terminen siendo utilizadas en ataques contra la infancia. La campaña persigue alcanzar las 50.000 firmas y, de momento, ya se han obtenido más de 37.500, colaborar es sencillo, basta con firmar la petición. Quizá no sirva de mucho, pero pone en relieve un problema cuya solución se ha de abordar cuanto antes.

A continuación, podéis ver un vídeo de esta organización que se publicó en octubre del año pasado y que muestra el drama que viven los niños sirios, parte de esa infancia que vive en zonas de conflicto y que son quienes más los sufren.

A través de este enlace (Pdf) podréis conocer el informe “No a la guerra contra la infancia” elaborado por Save The Children.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...