12.000 médicos exigen que se retire la recomendación de que los niños tomen leche de vaca en Estados Unidos

Hoy podemos saber que los 12.000 médicos del Comité de Médicos para la Medicina Responsable de Estados Unidos, exigen que se retire el informe presentado por varias organizaciones de salud, en el que se realiza la recomendación de que los niños tomen leche de vaca.

Comité de Médicos para la Medicina Responsable de Estados Unidos

El Comité de Médicos para la Medicina Responsable de Estados Unidos, organización que cuenta con una afiliación de unos 12.000 médicos, ha exigido a la Asociación Estadounidense del Corazón (AHA) que se retire la recomendación de que los niños tomen leche de vaca en el marco de la iniciativa “Bebidas Saludables, Niños Saludables”.

La AHA, en colaboración con la Academia de Nutrición y Dietética y la Academia Estadounidense de Pediatría, emitieron recientemente nuevas pautas que promueven la leche materna y la leche de vaca para niños de hasta cinco años de edad, desalentando el consumo de leches de origen vegetal, recordemos que de estas pautas y recomendaciones hablábamos aquí. El Comité de Médicos para la Medicina Responsable (PCRM) declara que sí respaldan las recomendaciones sobre la leche materna y el agua, pero las pautas que promueven el consumo de leche de vaca son perjudiciales para los niños.

Se apunta que la Asociación Estadounidense del Corazón recibe donaciones anuales por parte del Consejo Nacional de Productos Lácteos por ser miembro del Foro de Nutrición de la Industria, lo que delata un conflicto de intereses. Además, apuntan que son varias las organizaciones de salud que reciben apoyo de la industria láctea, lo que puede haber influido en el nuevo informe presentado recientemente, presionando, en cierto modo, a los padres, para que hagan que la leche sea una de las bebidas elegidas por sus hijos.

El Physicians Committee for Responsible Medicine (Comité de Médicos para la Medicina Responsable), comenta que existen evidencias de la relación entre el consumo de productos lácteos con la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer. A esto hay que añadir que el 65% de los estadounidenses sufren intolerancia a la lactosa, siendo las comunidades afroamericana, asiática e hispana las que más la sufren. Ante estos hechos, no tiene sentido intentar encauzar a las familias hacia el consumo de leche de vaca, denunciando que el informe presentado podría tener repercusiones en la salud de los niños, por lo que exigen que sea retirado.

El hecho de que las nuevas pautas sobre las bebidas preferidas para los niños favorezcan a la leche de vaca, guarde relación con la financiación que reciben por parte de la industria láctea las organizaciones de salud responsables del informe, hacen que éste sea cuestionado. Desde el Comité de Médicos para la Medicina Responsable comentan que la leche de vaca es la principal fuente de grasas saturadas en la dieta de los niños, que no mejora la salud ósea y no es una bebida adecuada para los más de 10 millones de niños que sufren intolerancias y alergias a los lácteos.

Apuntan que el calcio es un nutriente esencial, pero si sólo se obtiene de la leche de vaca, se pierden elementos esenciales como el hierro, los betacarotenos, la fibra que proporciona la verdura, etc. Los niños pueden obtener el calcio de fuentes no lácteas como el brócoli, el tofu, la col rizada, las bebidas no lácteas suplementadas con calcio, etc. Por ello, este comité solicita la colaboración de los ciudadanos estadounidenses para que se suscriban a una petición en la que se pide a las asociaciones de salud citadas, que se retracten del informe presentado. Seguramente en los próximos días conoceremos nuevas noticias sobre el tema, ¿cuál será la respuesta de las asociaciones de salud y la industria láctea?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...