Yogur para prevenir la infección infantil por rotavirus

Un grupo de investigadores ha logrado desarrollar un yogur que previene la infección por rotavirus una vez que el patógeno ya está presente en el cuerpo, se trata de un gran avance que podría reducir significativamente el número de muertes infantiles por rotavirus.

Yogures probióticos

Un grupo de investigadores del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), en colaboración con expertos del Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia), ha desarrollado un yogur para prevenir la infección infantil por rotavirus, que contiene anticuerpos de la llama, un mamífero ungulado que vive principalmente en países sudamericanos, Argentina, Perú, Chile, etc. Es un tratamiento de administración oral, barato, seguro y eficaz contra las infecciones gastrointestinales.

A diferencia de las vacunas que previenen la infección por rotavirus, el yogur contra infecciones se suministra a los niños que ya han contraído la infección. Este avance se produce después de que el Grupo de Microbiología Molecular del Instituto de Productos Lácteos de Asturias, lograra desarrollar un método que permitiera insertar cualquier gen en el cromosoma de una bacteria láctica. Acto seguido se procedió a la modificación genética del lactobacilo, se aisló un gen responsable de codificar el anticuerpo mencionado para hacer frente al rotavirus y se introdujo en el cromosoma de los lactobacilos o bacterias lácticas prebióticas.

Estas bacterias ingeridas con el yogur actúan como agentes inmunizadores, pueden colonizar las mucosas del tracto gastrointestinal. Los rotavirus son “secuestrados” por los anticuerpos que generan las bacterias y ya no pueden unirse a los receptores de la mucosa intestinal, por lo que se logra evitar la infección. Sin duda, es todo un avance que ayudará a reducir el número de infecciones causadas por el rotavirus. Hasta el 95% de los niños menores de 5 años contrae la infección y provoca la muerte de unos 500.000 niños. Los virus son arrastrados por las bacterias y terminan siendo eliminados a través de las heces, las bacterias también mueren, ya que los especialistas han tenido en cuenta a la hora de modificarlas un mecanismo de control en el que necesitan un nutriente que no se encuentra fuera del ser humano.

Se escogieron los anticuerpos de la llama debido a su elevada resistencia a la acidez y a los enzimas gástricos, los virus no pueden evitar estos anticuerpos y terminan siendo expulsados. Decíamos que las bacterias mueres cuando se expulsan, con este mecanismo de control se evitan posibles efectos nocivos en el entorno al liberar una bacteria modificada genéticamente. Al respecto nos asalta una duda, ¿es posible que la bacteria lograra evolucionar y sobrevivir fuera del cuerpo?, ¿cuáles serían las posibles consecuencias?

Ahora se inician los ensayos clínicos, una vez superadas todas las pruebas, el siguiente paso será patentar y comercializar el nuevo yogur contra el rotavirus. Evidentemente ha suscitado el interés de las grandes compañías, ello indica que ven grandes posibilidades de negocio, ¿tendrán en cuenta que miles de niños mueren en países en vías de desarrollo a causa del rotavirus y sus familias no van a poder pagar un tratamiento a base de este yogur?

Varios países se han interesado por el proyecto y especialmente por la patente, de momento ésta se ha registrado en el Reino Unido y ya se ha tramitado la solicitud para Estados Unidos. El descubrimiento dará lugar a nuevos avances para tratar de luchar contra otros patógenos como las bacterias del género Clostridium difficile, causantes de infecciones como la colitis. Podéis conocer más detalles de la noticia a través del artículo publicado en 20 Minutos.

Foto | Ljguitar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...