Vitamina D para los niños

Vitamina del raquitismo

La vitamina D es un elemento fundamental para el buen desarrollo de los niños, de hecho, la vitamina D también se denomina vitamina del raquitismo, ya que su carencia provoca esta enfermedad. Gracias a esta vitamina los huesos pueden recibir el calcio necesario para su formación y desarrollo, su deficiencia extrema conllevaría que los huesos se debilitaran sufriendo distintas malformaciones de carácter irreversible entre otros problemas.

El caso es que el presidente de Fhoemo (Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas) nos advierte de que hasta el 60% de los niños españoles sufren deficiencias en el aporte de vitamina D, esto es debido a las dietas que se realizan y que no contemplan alimentos ricos en vitamina D como pueden ser los pescados grasos como el salmón, el atún o las sardinas, verduras como las acelgas, etc.

La vitamina D que se puede recibir como efecto de los rayos solares tras realizar un paseo, resulta insuficiente y por ello es obligatorio, que en la dieta de nuestros hijos se contemple habitualmente alguno de los alimentos ricos en vitamina D. Aunque se ha demostrado que los bebés de finales de verano son más altos y grandes debido al aporte recibido por la madre de vitamina D que produce el sol.

Una alimentación rica en calcio no serviría de mucho si no se contemplan alimentos ricos en vitamina D, ya que el calcio no podría pasar a los huesos y provocaría los problemas que hemos mencionado al principio. Hay que añadir que según estudios recientes, una dieta rica en vitamina D ejercería una función antienvejecimiento, con lo que garantizaríamos que nuestro hijo disfrutara de una mejor calidad de vida en un futuro.

El presidente de Fhoemo, Manuel Díaz Curiel, y Carmen Sánchez, presidenta de la Asociación Española de Osteoporosis, sugieren que se impulsen programas de salud pública para que se enriquezcan la leche y distintos productos lácteos con vitamina D como una posible alternativa para garantizar la ingesta de este elemento en los niños. Algunos alimentos ricos en esta vitamina no son bien aceptados por los niños, algo que no suele ocurrir con los lácteos.

La dieta es uno de los pilares que garantizan la salud y el desarrollo de los niños, por ello es fundamental que ésta sea sana y equilibrada, donde no falten los productos frescos y naturales. No nos debe extrañar que hasta el 60% de los niños españoles tengan carencia de vitamina D, como sabemos, el sobrepeso y la obesidad infantil están a la orden del día y la causa es la dieta deficiente que se realiza, donde apenas se disfrutan alimentos tan saludables como las frutas, verduras o pescados.

Vía | Discapnet
Más información | Wikipedia
Foto | Margarita Borodina

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...