Violenta detención de un niño de 10 años en Italia

Hoy hemos podido ver estas imágenes en los medios informativos de televisión, se trata del momento en el que unos policías se llevan a un niño de 10 años, pero no se trata de una detención, sino de una orden dictada por el Tribunal de Apelación de Venecia en la que se sentenciaba que la custodia del menor pasaba de la madre al padre. Al parecer, en reiteradas ocasiones los asistentes sociales acudían al domicilio de la madre para llevarse al niño, pero la madre lo escondía y evitaba que se lo llevaran. Tantas veces ocurrió, que el Tribunal determinó que los policías fueran a la escuela y lo cogieran, era el momento más oportuno, fuera por las buenas o por las malas. Asistimos a una violenta detención de un niño de 10 años en Italia, el menor grita y suplica a su tía que le ayude, no quiere volver con su padre.

Las imágenes son duras, es como si el menor fuera un saco de patatas lo agarran por brazos y piernas y no van a desistir en su cometido, llevárselo por las buenas o por las malas, como si fuera un delincuente, el respeto y los derechos del menor parecen no existir. El caso es que estas imágenes del niño italiano que fue detenido por la policía, las grabó la tía del niño y se difundieron a través de los medios de comunicación, como imaginareis, han provocado una gran indignación entre los habitantes del país. El hecho ha adquirido un carácter político y se ha llegado desde la Cámara de los Diputados y la Cámara del Senado italiano a pedir explicaciones al jefe de la policía.

El presidente del Senado ha declarado que los niños tienen derecho a ser escuchados y respetados, sin embargo la ley no dice eso, a partir de los 12 años de edad pueden pronunciarse y decir con qué progenitor desean vivir en los casos de separación o divorcio, aunque es el juez quien decide. No podemos decir si el padre tiene la razón (declara que han puesto a su hijo en contra, es decir, que se trata de un caso de síndrome de alienación parental) o la madre (asegura que el padre no trataba bien al niño), pero no existe justificación sobre la conducta de los policías que cogieron al niño, aunque mirando un poco más arriba, también hay que incriminar al Tribunal de Apelación, a fin de cuentas fue el que determinó la actuación policial.

Todos los medios de comunicación italianos se ha hecho eco de las imágenes, los ciudadanos se han pronunciado sobre ellas, no nos extrañaría nada que en un corto plazo de tiempo se modificara la legislación para que se tuviera en cuenta la opinión de los niños, así como los informes psicológicos que se realizan en los casos de separación y a la hora de determinar la custodia de los niños. Un apunte, parece que el padre estuvo presente durante los hechos y no tuvo corazón, podía haber solicitado el fin de la actuación policial, por la fuerza no se consigue el amor de un hijo. El trauma que le puede haber causado puede derivar en un gran resentimiento y quizá odio por parte del niño hacia el padre.

¿Qué opináis al respecto?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...