Violencia sobre los niños discapacitados

Maltrato infantil

Según un informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud), los niños discapacitados sufren mucho más la violencia que los niños que no tienen discapacidad, concretamente hasta 3’7 veces más, sin duda, es un dato estremecedor dado que al problema que pueden sufrir, hay que añadir la violencia que sufren en sus carnes, y aún peor, también son víctimas de la violencia sexual hasta 2’9 veces más que los niños no discapacitados.

Según se indica en el informe, el mayor grado de violencia que se ejerce sobre los niños se debe a la ignorancia sobre la discapacidad, la discriminación y la falta de apoyo de aquellas personas responsables de cuidarles. Algo lamentable es saber que los actos de violencia sobre los niños discapacitados se incrementan cuando son recluidos en un establecimiento sanitario u otros lugares, los niños no pueden denunciar ni se pueden detectar los malos tratos que reciben. No sólo son niños más vulnerables a la violencia física o sexual, sino que además sus necesidades son desatendidas, por lo que también se podría considerar otra forma de violencia.

Los responsables del Departamento de Prevención de la Violencia y los Traumatismos y Discapacidad de la OMS, saben que existen estrategias que pueden prevenir estas formas de violencia o al menos reducir sus consecuencias en niños no discapacitados, pero ahora es necesario determinar si estas fórmulas se pueden aplicar a los niños con necesidades especiales, al respecto, creen que es necesario y prioritario establecer un marco de actuaciones para reducir los casos de violencia en estos niños. Todos estos datos aparecen reflejados en una investigación publicada en la revista científica The Lancet, en ella se engloba una revisión de 17 estudios que reúnen un total de 18.374 causas de niños discapacitados de países industrializados como Estados Unidos, Francia, Finlandia, el Reino Unido o España entre otros, si esto ocurre en países cuyo nivel económico e intelectual se supone mayor, que ocurrirá entonces en los países más desfavorecidos con economías deprimidas y con problemas para subsistir.

La prevención de la violencia sobre los niños con necesidades especiales es un tema prioritario, pero también sus necesidades educacionales, recordemos que sólo hace un par de días hablábamos de cómo este colectivo infantil estaba claramente desfavorecido en la educación, de ello nos hablaba un artículo publicado en la página de la Comunidad Europea. Bruselas solicitaba a los países miembros de la UE que trabajaran para lograr la integración de los niños y así brindarles mayores oportunidades, así como mejorar su calidad de vida. Sin embargo, no se hablaba de llevar a cabo un proyecto de ley que obligara a los gobiernos a realizar las modificaciones oportunas para la integración, lamentablemente son planes que al no tener un marco legislativo los países pueden o no cumplir a voluntad.

Existen algunos programas de prevención, como por ejemplo las inspecciones en los centros donde se interna a los niños, o programas educativos y formativos dirigidos a los padres para que cuiden y atiendan lo mejor posible a sus hijos, según la OMS los resultados han sido favorables, pero estamos hablando de programas para niños sin discapacidades. Ahora es cuestión de aplicar este tipo de programas con los niños con necesidades especiales para determinar si son eficaces y si es necesario diseñar nuevas estrategias que los puedan mejorar.

En la protección de los derechos de los niños con discapacidad se han de implicar todos los organismos competentes y la sociedad, es difícil creer que estos niños sufran con más aplomo la agresividad, es algo realmente intolerable que no encaja en sociedades que se supone tienen un nivel cultural más elevado. Como indica el artículo de la OMS, los efectos de la discapacidad de un niño son su calidad de vida, dependen de la manera que han sido tratados por otras personas, velar por ellos se convierte en una obligación.

Puedes conocer todos los detalles del estudio a través del artículo de The Lancet.

Foto | Honza Soukup

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...