Ver mucho la televisión dobla el riesgo de agresividad en niños de 3 años

Agresividad en los niños

Cada vez son más los estudios que surgen sobre los perjuicios que causa entre los niños ver mucho la televisión. Si el año pasado algunos pediatras norteamericanos ya aconsejaban no dejar ver la televisión a niños menores de dos años porque limitaba su rendimiento, un estudio de la Universidad del Estado de Nueva York y la Escuela de Salud Pública y Medicina Tropical de Nueva Orleans (Estados Unidos) refleja que el exceso de televisión dobla el riesgo de desarrollar conductas agresivas en niños menores de tres años.

Los científicos, dirigidos por Jennifer A. Manganello y Catherine A. Taylor, analizaron datos de 3.128 madres de niños nacidos desde 1998 a 2000 en 20 grandes ciudades estadounidenses para examinar las asociaciones entre la exposición a la televisión de niños y su uso en el hogar con la conducta agresiva en los niños. Alrededor del 65 por ciento de las madres dijeron que sus hijos de 3 años veían más de dos horas al día la televisión, con una media de 5 horas diarias.

El estudio revelaba que los niños que más veían la televisión se comportaban de forma más agresiva en sus casas. Según los científicos eso se debe a que los padres menos restrictivos permiten a sus hijos ver con total libertad la televisión sin controlar si el contenido de la programación es adecuado a su edad, incluso dejan a los más pequeños ver la televisión mientras comen o realizan cualquier tipo de actividad, lo que a su vez impide una mayor comunicación entre padres e hijos.

Además de aumentar el riesgo de agresividad, otros estudios reflejaron que estar muchas horas delante del monitor provoca depresión en jóvenes y niños, afecta al desarrollo lingüístico de los más pequeños y aumenta los trastornos de atención de los niños entre 1 y 3 años de edad. Sin embargo, cada vez son más los canales temáticos infantiles y esto acompañado del aumento del estrés en la vida de los padres hace que la televisión vaya poco a poco sustituyendo las horas de juego y comunicación entre padres e hijos, lo que influye negativamente en el desarrollo del niño.

Via | Europa Press
Foto | yoshimov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...