Vacunas contra las alergias infantiles

Hoy hablamos de las vacunas contra las alergias infantiles, denominadas también vacunas hiposensibilizantes o desensibilizantes. Se trata de un tipo de vacunas que inyectan de forma gradual el alérgeno que causa la reacción alérgica, por ejemplo, el de los ácaros del polvo, el de las picaduras de abejas y avispas, el de determinados tipos de polen, etc., a fin de lograr la inmunidad. El tratamiento suele ser largo y no garantiza que en un futuro vuelvan a aparecer los síntomas.

Alergias primaverales

Dado que nos encontramos en la época del año en la que algunos tipos de alergia alcanzan su máxima expresión, como es el caso de la rinitis alérgica, una de las enfermedades crónicas más frecuentes en la infancia quue llega a afectar hasta a un 40% de la población infantil, hoy os queremos hablar de las vacunas contra las alergias infantiles.

Este tipo de vacunas pueden tratar alergias como la rinitis alérgica, también denominada fiebre del heno, así como los síntomas del asma causado por alergias. Se trata de vacunas que contienen una mezcla de alérgenos para cada persona, según a lo que haya dado positivo en las pruebas de alergias, cubriendo aquellas que pueden ser tratables a través de este medio.

Las vacunas que se suelen emplear son aquellas efectivas para la alergia al moho, a las picaduras de insectos como abejas y avispas, al látex, a los ácaros del polvo, a los perros y gatos, al césped y al polen de árboles, etc. Antes de vacunarse es necesario controlar los síntomas de la alergia que se padece, por ejemplo, si se sufre alergia a los ácaros del polvo, se ha de procurar eliminar el polvo del hogar aspirando con frecuencia las alfombras, lavar la ropa con agua caliente con más frecuencia de lo habitual, lavar la ropa de cama y aspirar el colchón y, en definitiva, eliminar el polvo de las zonas donde puede acumularse.

En el caso de no poder limitar el contacto con los alérgenos, controlar los síntomas con los medicamentos habituales, si se toma un gran número de fármacos, o los síntomas provocados por los alérgenos pueden ser graves y causar un shock anafiláctico, es necesario consultar al pediatra para saber si es recomendable la administración de la vacuna. Dichas vacunas se pueden suministrar a la mayoría de personas, aunque existen excepciones como estar embarazada, padecer asma o tener problemas cardíacos. Otro aspecto a tener en cuenta, este tipo de vacunas no se puede aplicar a los menores de cinco años.

Antes de vacunarse es necesario realizar las pruebas de la alergia a fin de concretar qué elementos son los que causan alergia, pruebas realizadas por el alergólogo, que introduce en la piel los diferentes alérgenos mediante pequeños pinchazos para comprobar cuáles provocan reacción, se trata de una prueba sencilla que no encierra riesgos. Tras concretar los alérgenos, el médico determinará si es posible vacunarse o no, en caso afirmativo, será necesario vacunarse una o dos veces por semana durante un plazo de seis meses, posteriormente se ampliará el tiempo entre vacunas a entre 3 a 4 semanas y finalmente se recibirá una vacuna al mes durante un periodo de tres a cinco años. Lo que se hace es que, a través de la vacuna, se administra nal paciente pequeñas cantidades del alérgeno, cantidades que se van aumentando lentamente hasta llegar a la dosis máxima.

Sobre las dosis, dependiendo de cada caso y el tipo de alergia, es posible que las vacunas se apliquen con su dosis máxima de alérgenos desde el primer momento. Terminado el tratamiento, en la mayoría de casos ya no será necesario vacunarse, aunque eso no implica que en un futuro los síntomas vuelvan a aparecer o surjan otros asociados a otras alergias. Las vacunas se consideran seguras, aunque en algunas personas existe una reacción negativa, como puede ocurrir con otras vacunas, esta reacción puede ser leve o grave. Por esta razón y como se hace con otras vacunas, tras su aplicación es necesario esperar unos 20 minutos en el centro médico por si surge alguna complicación y así tratarla rápidamente.

Podéis conocer todos los detalles de este tipo de vacunas de la alergia, denominadas también vacunas hiposensibilizantes o desensibilizantes, a través de la SEICAP (Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...