Vacuna de la gripe, recomendaciones para la campaña 2017-2018

Como cada año y con el inicio de la campaña 2017-2018 para la vacuna de la gripe, el CAV-AEP ha publicado en su página una serie de recomendaciones a tener en cuenta, recomendaciones que surgen fruto de la revisión de la documentación científica existente y las experiencias de campañas anteriores.

Vacuna antigripal

La campaña para la vacuna de la gripe ha empezado, y como cada año, el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP) proporciona una serie de recomendaciones sobre la vacunación en niños y adolescentes que merece la pena tener en cuenta. Se trata de recomendaciones que están basadas en una revisión de la bibliografía existente, así como en el análisis de la experiencia de anteriores campañas, especialmente en lo referente a efectividad y seguridad de las vacunas.

Como ya os adelantábamos aquí, la nueva campaña de vacunación contra la gripe traería algunas novedades y recomendaciones, como principal novedad se destaca que sólo estará disponible la vacuna trivalente, el comité explica que de los preparados tetravalentes, la atenuada intranasal no se va a distribuir en España y la inactivada intramuscular sólo estará disponible en algunos centros sanitarios.

Los niños son uno de los grupos de riesgo de esta patología y sus complicaciones pueden derivar en una neumonía, ya sea causada por el mismo virus o por la aparición de una sobreinfección bacteriana. La enfermedad inicialmente se comporta como un simple resfriado, pero en poco tiempo aparecen otros síntomas que corroboran su presencia, tos, fiebre, dolor de garganta, afonía, vómitos, etc., dependiendo de a quién afecte y de su virulencia, puede provocar otros síntomas como el dolor muscular, las sibilancias, diarrea o fatiga.

El Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría considera grupos de riesgo a los niños y adolescentes que sufren las siguientes enfermedades:

● Enfermedad respiratoria crónica (p. ej. fibrosis quística, displasia broncopulmonar, bronquiectasias, asma e hiperreactividad bronquial, etc.)
● Enfermedad cardiovascular grave (congénita o adquirida)
● Enfermedad metabólica crónica (p. ej. diabetes mellitus, errores congénitos del metabolismo, etc.)
● Enfermedad crónica renal (p. ej. insuficiencia renal, síndrome nefrótico, etc.) o hepática
● Enfermedad inflamatoria intestinal crónica
● Enfermedades reumáticas
● Inmunodeficiencia congénita (se excluye el déficit aislado asintomático de IgA) o adquirida (incluye la administración de corticoides sistémicos a dosis altas y mantenidas)
● Asplenia funcional o anatómica
● Enfermedad oncológica
● Enfermedad hematológica moderada o grave (p. ej. hemoglobinopatía con repercusión clínica, etc.)
● Enfermedad neuromuscular crónica y encefalopatía moderada o grave
● Implante coclear
● Malnutrición moderada o grave
● Obesidad mórbida (IMC igual o mayor a 3 desviaciones estándar por encima de la media)
● Prematuridad, preferentemente <35 semanas o existencia de comorbilidad
● Síndrome de Down y otros trastornos genéticos con factores de riesgo
● Tratamiento continuado con ácido acetilsalicílico (por riesgo de síndrome de Reye en el caso de infección por virus gripal)
● Niños de 6 meses a 5 años institucionalizados tutelados por la administración
● Embarazo en adolescentes
Otros
● Niños sanos a partir de los 6 meses, adolescentes y adultos sanos en contacto estrecho (convivientes y cuidadores) con pacientes de riesgo (incluidos entre estos los lactantes <6 meses de edad con factores de riesgo, ya que no pueden ser vacunados)
● Profesionales de los centros sanitarios

Vacuna antigripal

El CAV-AEP ha publicado además las siguientes recomendaciones sobre la vacuna de la gripe para la campaña 2017-2018 en la infancia y la adolescencia:

Se deberá vacunar a los niños a partir de los 6 meses de edad y adolescentes en determinadas situaciones o con enfermedades de base, miembros del entorno familiar cuando existan lactantes menores de 6 meses de edad con factores de riesgo, ya que estos no pueden recibir la vacuna antigripal, y en niños sanos a partir de los 6 meses de edad, adolescentes y adultos sanos que convivan con pacientes de riesgo.

Es recomendable que siempre que estén disponibles, se utilicen las vacunas antigripales tetravalentes, sea las inactivadas que se administran por vía intramuscular o las atenuadas que se administran por vía intranasal, pero como ya hemos comentado, en esta temporada no se van a distribuir y por eso se deberán utilizar las trivalentes.

Se recomienda, además, vacunar a los bebés mayores de seis meses aunque no estén incluidos en los grupos de riesgo, siempre que los padres lo soliciten y el pediatra lo considere conveniente. La razón es sencilla. El bebé puede contagiarse igualmente con la gripe y dada la elevada tasa de complicaciones que se asocian a la enfermedad en los pequeños, así como el impacto general que tiene en la población infantil, la vacuna puede evitar las complicaciones y nuevos contagios.

Se requiere que todo el personal sanitario sea vacunado contra la gripe como medida de protección personal contra la enfermedad y como responsabilidad ante los pacientes que atienden.

A través de este enlace a la página del CAV-AEP podréis conocer con detalle las posibles contraindicaciones, las precauciones que se deben adoptar con la vacuna en cuanto a la conservación, la posología y la administración, información sobre las nuevas vacunas antigripales, etc.

Foto | PAHO/WHO

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...