Utilizar el branding para mejorar la alimentación infantil

Personajes infantiles

Un profesor de marketing de la Universidad de Cornell indica que sería una buena estrategia utilizar el branding para mejorar la alimentación infantil, haciendo que los productos saludables sean más atractivos para los niños. El branding permite construir una marca utilizando una simbología que la identifica e influye en su valor, un ejemplo claro son algunas de las franquicias de comida rápida más conocidas, utilizando este proceso en la mercadotecnia ha logrado que sus marcas, logo y colores sean identificadas rápidamente por los niños. Pues bien, el experto indica que esta es una herramienta que puede ser igualmente eficaz para promover los alimentos saludables.

Los nutricionistas pueden tomar la iniciativa y desarrollar estrategias similares a las que utilizan las marcas de fast food y otros productos industriales en general. Desde hace décadas estas tácticas de márketing se han empleado para la promoción de dulces, cereales azucarados, bollería industrial, comida rápida… ya es hora de darle la vuelta a la tortilla y utilizar las mismas armas pero con alimentos saludables y beneficiosos para el desarrollo de los niños. Para mejorar la alimentación infantil con el branding, se pueden utilizar los personajes preferidos de los niños de una manera bastante simple, como muestra el ejemplo a continuación.

Un grupo de expertos ha llevado a cabo una investigación que muestra el enorme potencial que tiene el branding para la promoción de la alimentación saludable. Los expertos dieron a elegir a grupos de 208 niños con edades comprendidas entre los 8 y los 11 años, dos alimentos bien diferenciados, uno tan popular como las galletas y otro menos atractivo para los pequeños como son las manzanas. Se ofrecieron de forma genérica, es decir sin marca alguna, también se ofrecieron colocando en las manzanas una pegatina de Elmo, uno de los personajes de Barrio Sésamo.

El estudio se llevó a cabo durante cinco días, los niños tuvieron la oportunidad de elegir un alimento o ambos, el primer día se ofrecieron de forma genérica, los siguientes días se colocó la pegatina de Elmo en las galletas, en las manzanas y finalmente el último día se volvieron a ofrecer esos alimentos sin marca alguna.

El simple hecho de colocar en las manzanas esta pegatina fue un condicionante para que los niños se decantarán por las manzanas, se logró incrementar la preferencia por este alimento hasta el doble. Los investigadores indican que los personajes populares en el mundo de la alimentación saludable contribuirían a que los niños aceptaran estos alimentos de mejor grado y se podría incrementar el consumo de productos como las frutas, como idea casera indican que se podrían colocar pegatinas con los personajes preferidos de los niños en las frutas para que aumentara su consumo.

El estudio que podéis leer aquí resulta interesante, por otro lado nos hablan en un vídeo sobre la importancia de la presentación de los almuerzos. En este sentido nos gustaría recomendar la lectura del post El almuerzo de un niño japonés.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...