Unos 1.400 menores han sido diagnosticados con COVID-19 en España

Desde la AEP se informa que unos 1.400 menores han sido diagnosticados con COVID-19 en España, los expertos también han destacado la baja incidencia de la enfermedad en la infancia inmunodeprimida, dando la impresión de que el coronavirus afecta especialmente a los menores sanos.

COVID-19 en España

Ayer se inició el I Encuentro Digital AEP (Asociación Española de Pediatría), una cita que hoy concluye y en la que se están tratando las últimas tendencias y novedades en la atención pediátrica, pero también información y novedades relacionadas con la pandemia de COVID-19. Pues bien, hablando del coronavirus, los expertos explican que unos 1.400 menores han sido diagnosticados con COVID-19 en España, y de ellos, sólo un 24% ha requerido hospitalización.

Aunque son buenas cifras, no hay que olvidar que no se han realizado tests masivos a la población infantil y que muchos han podido pasar la enfermedad sin apenas tener síntomas, por lo que probablemente la cifra de afectados sería mayor. Tampoco hay que pensar que se trata de una enfermedad que los menores son capaces de afrontar sin más, recordemos que se han producido muertes y que en otros países se han registrado casos del Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico, enfermedad que se asocia al coronavirus SARS-CoV-2 causante del COVID-19.

Como explicábamos aquí, este síndrome que afecta a menores de entre 2 y 15 años y cuyos síntomas son similares a los de la enfermedad de Kawasaki, ha generado gran preocupación entre los pediatras estadounidenses y de otros países, ya que se trata de una respuesta inmune post-infecciosa que puede provocar muchas complicaciones de salud e incluso la muerte. Este síndrome guarda similitud con el shock pediátrico del que informaba la AEP (Asociación Española de Pediatría), y cuya prevalencia, de momento, ha sido muy reducida.

El caso es que ahora la AEP advierte que de cara al próximo otoño, es necesario estar preparados ante la posibilidad de que se produzca un rebrote del COVID-19, que podría sumarse a otras enfermedades habituales con síntomas similares que también aparecen a partir de otoño, como la gripe o el virus respiratorio sincitial. Es de suponer que los pediatras recomendarán que los niños y niñas que tengan síntomas visiten al médico para determinar de qué infección se trata, ya que podrían ser potenciales transmisores del virus.

Los expertos comentan que la pandemia tampoco ha afectado de una forma significativa a los menores inmunodeprimidos (segmento poblacional de mayor riesgo), apuntando que en general, el virus parece afectar a los que están sanos. De todos modos y en relación a quienes han superado la enfermedad y se puede pensar que están libres de peligro, es pronto para que se saquen conclusiones, ya que algunas investigaciones determinan que, se puede producir una respuesta inmune post-infecciosa semanas después de haber superado el coronavirus.

En este encuentro digital se ha comentado que para los menores infectados por el virus SARS-CoV-2, se ha optado por un tratamiento conservador sintomático, salvo en los casos graves que han requerido hospitalización y con los que se han empleado fármacos como la hidroxicloroquina y el remdesivir. En este caso, no se han registrado efectos adversos, los pediatras comentan que este tipo de tratamientos se suelen realizar en un contexto de ensayo pediátrico, recordemos que se están llevando a cabo diversas investigaciones sobre la efectividad de la hidroxicloroquina, como la que ha puesto en marcha el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

En definitiva, los pediatras advierten sobre el riesgo de rebrote a partir de otoño, sin embargo, algunas investigaciones han determinado que la actividad del virus puede mantenerse del mismo modo en verano. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de la página web de la AEP.

Foto | Brian Finifter

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...