Unicef pide una atención temprana y adecuada para la salud mental de los menores

Con motivo de la pandemia de coronavirus y la reclusión en el hogar, Unicef pide una atención temprana y adecuada para la salud mental de los menores. La organización considera que nuestro país está muy atrasado en este sentido y que es necesario cambiarlo, ya que no es posible que una sociedad este sana y que pueda salir de la crisis si no se cuida la salud mental.

Mejora en la atención a la infancia

Unicef España ha solicitado una atención temprana y adecuada para la salud mental de los menores, así como apoyo psicosocial a las familias en general. Además, la organización pide que en la respuesta al COVID-19 se incluya una estrategia específica en materia de salud mental. Estas peticiones tienen como punto de partida un conjunto de propuestas presentadas en España y reflejadas en el documento titulado “Salud Mental e Infancia en el Escenario del COVID-19.

Unicef explica que la salud física y mental están muy relacionadas, por lo que no es posible que una sociedad esté sana y que pueda salir de la crisis si no se cuida la salud mental de toda la población sin excepción. El impacto de la pandemia y la cuarentena pueden influir en el bienestar psicológico de la infancia, de hecho, hace un par de semanas hablábamos sobre estas recomendaciones de psicólogos y educadores para ayudar a los más pequeños a librarse del estrés, la ansiedad, adaptarse a la nueva normalidad, recuperar la confianza, perder el miedo, etc.

Como antecedente a esta petición, hay que destacar que el Comité de Derechos del Niño en sus Observaciones Finales en referencia a nuestro país en el año 2018, consideró prioritario que se adoptara una política nacional de salud mental infantil y garantizar la disponibilidad de personal especializado, así como el aumento de servicios, algo que no se llevó a cabo. Recordemos que ya son varios años de recortes continuos en sanidad, esperemos que la pandemia, cambie esta situación y que España siga las recomendaciones de los expertos, una mayor inversión en sanidad.

Unicef comenta que nuestro país tiene un alto riesgo de no contar con los medios adecuados que garanticen el derecho a la salud mental de los niños y niñas, claro, que esto no es algo que sorprenda, ya que desde hace años existe una infradotación de los servicios de salud mental y de apoyo psicosocial, la falta de una especialización en infancia en la Psiquiatría y la Psicología Clínica (que se ha estado reclamando durante años), o los problemas de coordinación entre todo el personal sanitario y burocrático que interviene.

Unicef declara “La salud mental de niños y adolescentes es inherente a su derecho a la salud y debe ser reconocido siempre y en toda circunstancia. La crisis provocada por el COVID-19 hace más urgente, si cabe, que se garanticen medidas de prevención y tratamiento y se fortalezca el sistema de salud mental y el de apoyo psicosocial en España con carácter permanente”, por tanto, es necesario ofrecer una atención adecuada y temprana a la salud mental de los niños y adolescentes es una prioridad ineludible y urgente

Los estudios realizados por expertos de la Universidad Miguel Hernández y la Università degli Studi di Perugia, en relación al impacto emocional de la cuarentena en niños y adolescentes de España e Italia, un 88,9% de los padres españoles ha constatado cambios en el estado emocional y comportamiento de sus hijos, recordemos, por ejemplo, que algunos menores no quieren salir a la calle y muestran un comportamiento muy distinto a antes de la cuarentena, el estudio destaca que los niños y niños tienen síntomas como la dificultad de concentración, la irritabilidad, el nerviosismo, etc.

En definitiva, es urgente que se tengan en cuenta las peticiones de Unicef y se ponga en marcha un plan para solventar este grave problema, podéis conocer todos los detalles de la petición a través de la página oficial de Unicef.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...