Una niña gallega abandona su colegio por expresarse en castellano

Lenguaje infantil

No hace mucho tiempo destacábamos la noticia de que los padres gallegos podrían elegir el idioma de escolarización de sus hijos gracias al nuevo decreto lingüístico que da el mismo valor a la enseñanza en castellano y en gallego. Evidentemente hay opiniones de todo tipo al respecto y hay quien no acepta este tipo de resoluciones. Pero tenemos que tener clara una cosa, actualmente el idioma condiciona la educación y se dan casos como el que hoy conocemos, una niña gallega abandona su colegio por expresarse en castellano.

Con sólo 10 años de edad, una niña de Lugo ha sufrido “maltrato psicológico” por parte de su profesora cada vez que se expresaba en castellano, el idioma en el que se desenvuelve de forma más cómoda. Algunas palabras deben doler y más cuando se dicen delante de los compañeros de colegio y de forma despectiva. La profesora no dudaba en decir “¿Qué dices?, no te entiendo…”, “con la cantidad de cursos que te quedan por estudiar, mejor que te vayas de Galicia”, “Qué penita me dan estos niños, tienen una pobreza cultural tan grande…”

La imposición de la maestra es evidente, racismo lingüístico, algo que no debería tolerarse y menos cuando lo más importante es la formación y la educación de los niños, el camino a seguir no es el que ha llevado la profesora. Pero lo peor de todo es que la dirección del colegio invitó a abandonar el centro a la niña en una reunión concertada con su familia, si no se comparte el ideario sobre el lenguaje utilizado en el centro, la niña no tiene cabida en él.

La familia quiso reunirse nuevamente con la dirección del colegio, pero ante la negativa, no ha tenido más remedio que escribir una carta abierta exponiendo el problema y explicando el sufrimiento vivido por la pequeña por querer expresarse en castellano. En nuestra opinión es un caso de fanatismo e intolerancia, un caso que muestra cómo una profesora no ha sabido conducir una situación, aunque el respaldo recibido por la dirección del colegio tiene aún más delito. Se trata de un caso similar al de la niña valenciana de 10 años de edad que suspendió los exámenes por haber contestado las preguntas en castellano y del que hablábamos en el post El idioma condiciona la educación.

Como ya dijimos en su momento, un padre tiene derecho a elegir el sistema educativo y el lenguaje en el que se imparte, pero, ¿proporcionan las comunidades alternativas educativas para poder realizar la elección?, es evidente que sí, o al menos se intenta, el problema es el profesorado (un sector minoritario) que se niega a ello. Ante este tipo de actitudes la tolerancia debe ser cero y deben ser condenadas públicamente.

Vía | Libertad Digital
Foto | Woodleywonderworks

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...