Una niña de seis años es arrestada por una rabieta

A través de este vídeo podemos conocer un caso singular en el que una niña de seis años es arrestada por una rabieta. La estadounidense Salecia Johnson fue arrestada en su colegio, tanto la policía como la dirección del colegio aseguran que intentaron contactar con sus padres, al no poder encontrarlos parece ser que la solución que adoptaron fue arrestar a la pequeña en vez de intentar controlar la rabieta.

Evidentemente es una situación que indigna y por ello se ha generado una gran polémica, no entra en nuestra cabeza tener que arrestar a una niña de seis años por una rabieta, no creemos que la pequeña sea una amenaza. Según declara un policía en el vídeo, la niña, el director de la escuela, un profesor y un policía se reunieron en un despacho, el director explicó al policía los daños que había causado la pequeña destruyendo material escolar e hiriendo a sus compañeros, por ello la pequeña fue esposada bajo el pretexto de su seguridad y la de los otros niños.

La pequeña Salecia Johnson además de ser esposada, fue conducida a la comisaría, sólo entonces se le quitaron las esposas y se le encerró en una oficina. La policía declara que no se acusará a la niña debido a su edad, pero advierte que será controlada por los servicios sociales. Si tuviéramos que proceder del mismo modo con todos los niños pequeños que sufren una rabieta…. La madre indica que un día malo lo tiene cualquiera y eso es lo que ocurrió con la pequeña. No existe justificación para esposar como a un delincuente a una pequeña de seis años y además ser conducida en un coche policial a la comisaría.

Hay que decir que fue una tía de la pequeña la que acudió a la comisaría, declara que la niña estaba esposada y en una celda, algo que por supuesto la policía desmiente. Suponemos que contarán con los vídeos de seguridad presentes en las comisarías estadounidenses para poder desmentir estas declaraciones, de lo contrario se podría calificar como abuso y brutalidad policial.

Como dice el padre, es una niña de seis años que va a una escuela primaria, los responsables del centro educativo deberían ser sometidos a un examen para comprobar si están capacitados para educar y controlar a los niños, ¿cómo se les ocurre llamar a la policía por una rabieta infantil? Suponemos que los padres denunciarán la situación, es una negligencia por parte del centro educativo y además ha sido secundada por la policía.

Vía | ABC

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...