Una foto de Facebook ha salvado la visión del ojo de una niña

Gracias a una fotografía publicada en la red social Facebook, se ha salvado la visión del ojo de una niña que sufría la enfermedad de Coats. La foto reveló algo inusual en su retina cuando la luz del flash se reflejó en ella, dos personas detectaron esta anormalidad avisando a los padres.

enfermedad de Coats

En la red social Facebook se comparten miles de fotografías de niños entre padres, amigos y familiares, se comenta sobre la fiesta de cumpleaños, el día en la playa o la montaña, la obra teatral que los niños han interpretado, etc. Algunas fotos aparecen con los característicos «ojos rojos» debido a que se han realizado con flash en un ambiente de poca iluminación. Sin embargo, en el caso de la fotografía que aparece encabezando el post, podemos ver que la niña tiene un ojo rojo y otro de color casi amarillo, es decir cada retina refleja un color diferente. En el primer ojo la luz del flash se refleja en los vasos sanguíneos de la retina, en el segundo caso, el reflejo es similar al que se produce cuando se realiza una fotografía a un animal doméstico, esto es debido a la diferente configuración de la retina y una capa reflectante tapetal que se sitúa tras ella.

Muchas personas pasaríamos por alto esta diferencia de reflejo de luz en los ojos atribuyéndola a la cámara fotográfica, a un efecto de la iluminación, al flash, etc. Sin embargo, además del color amarillo, en la foto aparecía un círculo blanco, algo que llamó la atención de dos de los amigos de los padres de Tara Taylor, la pequeña de 3 años de edad de la fotografía. Los amigos advirtieron de ese detalle indicando que sería conveniente que se le llevara al oculista para que realizara una revisión, ya que podría ser una señal de algún problema ocular. Para calmar a los padres, los amigos apuntaron que quizá no sería nada, aunque sabían que no era normal ni el brillo ni el color. Gracias a que los padres siguieron el consejo de los amigos, se puede decir que una foto de Facebook ha salvado la visión del ojo de una niña.

Tras la revisión ocular se detectó que la niña sufría la enfermedad de Coats, enfermedad lenta y progresiva que se manifiesta en la infancia. Está causada por un desarrollo anormal de los vasos sanguíneos de la retina (de ahí el cambio de color en el reflejo de la luz del flash) y provoca la pérdida gradual de la visión. Esta enfermedad afecta más a las mujeres que a los varones y los síntomas empiezan a manifestarse antes de los 10 años de edad, debido a la alteración de los vasos sanguíneos de la retina, se producen exudados amarillentos que son visibles con una exploración del ojo con un oftalmoscopio, aparato que permite ver el fondo del ojo ampliado.

En este tipo de enfermedades el diagnóstico precoz juega un papel muy importante, ya que existen tratamientos que pueden ser efectivos dependiendo del estado de esta enfermedad. De no haber sido por esa fotografía publicada en Facebook, la enfermedad habría seguido avanzando y en el peor de los casos, se habría perdido la visión. Ahora la pequeña sigue un tratamiento para detener la pérdida progresiva de la vista, sin duda, es una historia curiosa e inusual. Bajo estas líneas podéis ver el vídeo de Daily News en el que se relata el caso.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...