Un simple resfriado puede conducir a una enfermedad pulmonar grave en los niños

Un estudio brasileño muestra que un simple resfriado puede conducir a una enfermedad pulmonar grave en los niños, especialmente en aquellos que cuentan con factores de riesgo como haber nacido prematuramente, tener problemas inmunitarios, padecer asma, etc.

Enfermedades infantiles

Un resfriado es una enfermedad a la que no se le da importancia, se consideran habituales y cotidianos en determinadas épocas del año, sobre todo en invierno. Sin embargo, un simple resfriado puede derivar en una enfermedad pulmonar más severa, la causa es la obstrucción de la nariz que propicia la infección del moco. Una investigación desarrollada por expertos de la Universidad Federal de Uberlandia (Brasil) explica los factores que pueden provocar que determinados niños tengan un mayor riesgo de sufrir una enfermedad pulmonar más grave a causa de un resfriado.

En el estudio, los expertos analizaron los resultados de 434 bebés y niños en edad preescolar, de hasta 5 años de edad, que habían acudido al médico por sufrir síntomas respiratorios, se constató que 31 niños estaban infectados con un rinovirus, un tipo de patógeno asociado al resfriado común, estos niños tenían síntomas moderados o graves, como por ejemplo las dificultades para poder respirar con normalidad, tos o sibilancias, sonido que se produce cuando el aire pasa por unas vías respiratorias congestionadas. Hay que decir que hasta no hace mucho se creía que el rinovirus sólo provocaba un resfriado, ahora se sabe que también puede ocasionar enfermedades como la bronquitis o la neumonía infantil.

Casi la mitad de los niños participantes en el estudio tenían factores de riesgo subyacentes para sufrir un tipo de infección respiratoria de carácter más grave que un simple resfriado, los expertos determinaban como riesgos las enfermedades cardíacas, sufrir asma o haber nacido prematuramente, estos factores hacen que los niños sean más vulnerables y susceptibles a sufrir una infección pulmonar. Por ello, los especialistas recomiendan proteger a los niños de los virus del resfriado, se deben curar completamente y evitar que un simple resfriado pueda agravarse y derivar en un problema mayor.

Los especialistas apuntan que cuando un miembro de la familia está resfriado, hay que procurar proteger a esos niños con mayor factor de riesgo, quien padece el resfriado debe ser consciente y evitar en la medida de lo posible el contacto para que no sean infectados por el rinovirus. Como ya hemos indicado, no se le da importancia a un resfriado y si alguien padece esta enfermedad, es como si no pasara nada, y quizá es así si no existen los mencionados factores de riesgo. Remarcan que los bebés y niños de edad preescolar deben mantenerse lejos de quienes padecen un resfriado, pero esto es complicado, sobre todo cuando no se tiene consciencia de que el rinovirus puede ser más peligroso ante determinados factores.

Volviendo al estudio, los 434 niños habían sido llevados al centro de salud por sus padres, por sufrir los síntomas antes descritos, de ellos, el 42% estaban infectados por rinovirus y por otro tipo de virus, mayoritariamente el virus sincitial respiratorio, un patógeno que provoca una infección cuyos síntomas son idénticos a los de un resfriado y lo hace indistinguible en menores. Este virus provoca la bronquiolitis en niños nacidos prematuros o en quienes tienen problemas inmunitarios, también puede desencadenar una neumonía y otras infecciones del aparato respiratorio.

Se constató que el 60% de los niños que además del rinovirus, portaban el virus sincitial respiratorio, tenían unos síntomas más graves que los que produce el resfriado común. Los expertos apuntan que la mayoría de los niños que sufren una infección por rinovirus no tendrán más que unos síntomas leves, pero si tienen los factores de riesgo antes indicados, como padecer asma o haber nacido prematuramente, un simple resfriado podría agravarse. En definitiva, sabiendo que un simple resfriado puede conducir a una enfermedad pulmonar grave en los niños, los padres debemos dar más importancia a esta enfermedad y adoptar las medidas oportunas para evitar el contagio o garantizar que se cure perfectamente, no es la primera vez que un tratamiento se interrumpe porque da la impresión de que el niño ya está curado. Podéis conocer más detalles del estudio a través de este artículo de Health Day.

Foto | kourtlynlott

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...