Un perro con narcolepsia ayuda a los niños a comprender mejor su trastorno

La narcolepsia es una enfermedad que a niños y adolescentes les afecta seriamente, se sienten fracasados y demuestran su malestar y estado de ánimo a través del comportamiento, la desmotivación y el padecimiento de depresión.

Narcolepsia infantil

La narcolepsia o síndrome de Gelineau es un trastorno neurológico autoinmune, que se caracteriza por episodios de somnolencia irresistible e irremediable durante el día. Quienes padecen este trastorno no descansan bien por la noche, por ello el cerebro intenta compensar durante el día la falta de sueño profundo, se duermen en cualquier momento y parece que caen en un sueño profundo, se despiertan súbitamente y pueden estar desorientados.

Se calcula que la prevalencia de este trastorno del sueño en la población adulta oscila entre un 0,02 y un 0,16% y afecta por igual a hombres que a mujeres. Los niños que padecen esta enfermedad ahora cuentan con ayuda para entenderla un poco mejor, la ayuda viene de la mano de un perro con narcolepsia. Para los niños puede ser especialmente duro sufrir el trastorno, hay que tener en cuenta que estos episodios espontáneos de sueño condicionan su vida.

Los especialistas explican que los niños y adolescentes que sufren narcolepsia tienen una sensación de fracaso y manifiestan su estado de ánimo a través de la conducta, la desmotivación y la depresión. Tienen problemas para relacionarse con sus amigos, en el peor de los casos el desconocimiento de esta enfermedad por parte de los compañeros puede ser objeto de burlas, lo que agrava la situación.

Quizá el perro con narcolepsia que ayuda a los niños a comprender mejor su enfermedad debería ser utilizado para que los niños que no la padecen comprendieran también el problema y no se burlaran de los niños y adolescentes que la padecen. El chihuahua es una de las soluciones propuestas por Emmanuel Mignot, director del Centro de Stanford para las Ciencias del Sueño, el experto considera que el perro puede ser de gran ayuda no sólo para que comprendan su trastorno, también para que no se asusten.

Las pruebas que se han realizado con el chihuahua han sido positivas, el perro es llevado a la clínica cada vez que hay que tratar a niños con narcolepsia, el especialista provoca que el chihuahua Watson entre en cataplejía cayendo repentinamente al suelo cuando se le ofrece un poco de carne asada o simplemente al jugar con él. El perro resopla y se tambalea, lucha para evitar ese ataque que le paraliza los músculos y provoca que caiga irremediablemente dormido. Los niños observan a Watson y les ayuda a comprender mejor lo que padecen y les tranquiliza.

En los seres humanos este trastorno es causado por el ataque del sistema inmune a determinadas neuronas del cerebro, estas neuronas se encuentran en el hipotálamo lateral y son responsables de producir hipocretina, un neuropéptido importante en la regulación del ciclo sueño-vigilia. El perro cumple una función de ayuda importante, tal y como ocurre con otros animales y otras enfermedades. A través de este enlace podréis conocer más detalles sobre la noticia, en este otro podréis conocer más detalles sobre la narcolepsia.

Foto | Diluvi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...