Un niño egipcio de 12 años de edad explica qué ocurre en su país

En este vídeo podéis ver a un niño egipcio de tan sólo 12 años de edad que explica qué ocurre en su país, qué es lo que está fallando, qué se debe cambiar, nos da toda una clase de política social, merece la pena verlo. ¿Quién dijo que un niño no es capaz de comprender temas políticos complejos?

Egipto vive un periodo de incertidumbre tras la revolución democrática árabe o Primavera Árabe, así se define a los alzamientos de la población en los países árabes que perseguían cambios políticos, libertades democráticas, cambios económicos y sociales, etc. Las revueltas en Egipto se iniciaron en el año 2011 y desde entonces se han sucedido numerosos cambios que no han hecho más que mantener viva las protestas populares y el caos, han sido cambios que no satisfacen y que no se pueden considerar democráticos, como por ejemplo ofrecer poderes ilimitados a fuerzas militares. Este tema es complejo y hay mucho que hablar, pero no es de la actual situación política de Egipto de lo que queremos hablar, si no de como un niño egipcio de 12 años de edad explica qué ocurre en su país.

Nos ha sorprendido la capacidad de razonamiento que tiene el pequeño y su exposición de los hechos. En el vídeo vemos a Ali Ahmed, un niño que está participando en una manifestación y al que un periodista le ha realizado una entrevista. Explica que está en la manifestación para evitar que su país se convierta en un bien propiedad de una sola persona, protesta contra la apropiación de la constitución que ha realizado un único partido político, explica que no se deshicieron de un régimen militar para cambiarlo por una teocracia fascista.

¿Teocracia fascista?, el periodista se queda perplejo y manifiesta que no sabe su significado. El pequeño Ali Ahmed explica con toda naturalidad su significado, no parece que se haya memorizado su definición sin comprenderla, comenta que una teocracia fascista es cuando se manipula la religión y se utiliza para aplicar regulaciones extremistas en su nombre, apunta que esto sucede incluso si la religión no está de acuerdo con esas regulaciones.

El periodista le pregunta quien le ha enseñado qué es una teocracia fascista, pregunta de rigor ante tal respuesta, asegura que él lo sabe porque escucha a la gente y piensa, sacando sus propias conclusiones y deducciones. Pero también utiliza otros recursos como la televisión, los periódicos o internet, es evidente que la situación de su país le preocupa y no vive ajeno a ella. El periodista le pregunta si considera que el país no está pasando un buen momento, en qué tiene que cambiar, el pequeño realiza una matización, ¿política o socialmente? Nos deja con la boca abierta viendo cómo expone sus conclusiones.

Para el pequeño Ali Ahmed los objetivos sociales de la revolución todavía no se han alcanzado, empoderamiento económico, libertad y justicia social… no hay trabajo, todavía se está encarcelando a personas al azar, se queja de la deprimente situación de la justicia social y las grandes desigualdades, personas que ganan millones, y gente que vive de la comida que recoge en la basura, dice: ¿dónde está la constitución que nos representa? No queremos explicaros ni transcribir toda la entrevista, os invitamos a ver el vídeo, seguramente os vais a sorprender tanto como lo han hecho miles de personas al ver el vídeo.

El niño egipcio que explica la situación de su país va a dar mucho que hablar, sobre todo por la defensa que realiza de los derechos humanos y especialmente de los derechos de las mujeres, por su explicación sobre por qué no es bueno que se mezcle la política y la religión… Como decíamos, merece la pena ver el vídeo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...