Un niño de cuatro años llama al 911 para resolver un problema de matemáticas

En este vídeo podéis ver la conversación mantenida entre un niño de cuatro años que llama al servicio de emergencias 911 para resolver un problema de matemáticas. El pequeño recurrió a este servicio porque consideraba que sus deberes eran una verdadera emergencia.

En este vídeo podéis ver la conversación mantenida entre un niño de cuatro años y un operador del teléfono 911, servicio de emergencias de Estados Unidos. Este número de teléfono se reserva únicamente a lo que se consideran verdaderas emergencias y los bulos constituyen un delito, aunque en este caso hay que decir que no fue un delito, y que la percepción de lo que es una emergencia para un niño pequeño difiere de la que pueda tener un adulto.

El pequeño tenía que resolver un problema de matemáticas, para él un verdadero problema, al parecer le pidió consejo a su madre y ella le dijo que lo tenía que resolver él solito, pero que si necesitaba ayuda que llamará a alguien. Ni corto ni perezoso decidió llamar al teléfono 911 de emergencias. El operador contesta y el niño le dice que necesita un poco de ayuda, el operador le pregunta cuál es el problema y el pequeño le responde que se trata de una tarea de matemáticas.

El operador le pregunta «¿con tu boca?», la razón es la pronunciación en inglés, el operador entendió mouth (boca) en vez de math (matemáticas). El pequeño le aclara que se trata de un problema de matemáticas que tiene que resolver y que si le puede ayudar, el operador le dice que sí y le pregunta dónde vive. El niño se resiste a decir donde vive y le aclara que lo que quiere es ayuda telefónica, amablemente el operador le dice que no puede ayudarle así, pero puede mandarle a alguien para que le ayude.

Sorprende el operador del servicio de emergencias con su actitud, le pregunta incluso qué tipo de ejercicios matemáticos son, el pequeño responde que son restas, tiene que resolver cuánto es 16-8. Es una situación inesperada y divertida que maneja muy bien el operador y evita darle las respuestas que resuelvan este y otros problemas. De repente, se escucha una voz de fondo, es la madre del pequeño que le pregunta que está haciendo, el pequeño le responde que el policía le está ayudando a hacer los deberes.

La madre le increpa diciéndole si recordaba lo dicho sobre jugar con el teléfono, el pequeño le recuerda sus palabras sobre los deberes «Tú me dijiste que si necesitaba ayuda llamara a alguien». Como decíamos antes, la percepción de una emergencia puede ser diferente para un niño y un adulto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...