Un medicamento para el asma aumenta la efectividad del tratamiento a múltiples alergias alimentarias

Una nueva investigación demuestra que un medicamento para el asma denominado Omalizumab, mejora la efectividad del tratamiento de inmunoterapia oral contra las alergias alimentarias en niños que sufren múltiples alergias. Pero no sólo mejora y acelera la desensibilización a los alérgenos, también amplia en el tiempo sus efectos.

Alergias a los alimentos

En Estados Unidos, un 30% de las personas que padecen alergias alimentarias son alérgicas a más de un alimento, el tratamiento que siguen es evitar a toda costa esos alimentos que les producen una respuesta inmune exagerada del organismo y que podría provocar un shock anafiláctico con posible riesgo de muerte. Tener alergia a un alimento es problemático, pero más lo es si se tiene alergia a varios alimentos, supone un gran riesgo y una gran carga social y económica para las familias.

Desde hace algún tiempo, el tratamiento contra las alergias alimentarias consiste en proporcionar pequeñas cantidades del alimento que provoca alergia e ir incrementando poco a poco la cantidad de alimento ingerido para que el organismo lo puede tolerar. Se puede citar como ejemplo este tratamiento de inmunoterapia con el que se puede reducir y eliminar la alergia a los cacahuetes. Pues bien, hoy conocemos un estudio desarrollado por expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford en el que se demuestra que un medicamento para el asma denominado Omalizumab, es capaz de aumentar la efectividad del tratamiento a múltiples alergias alimentarias.

En el ensayo participaron 48 niños de 4 a 15 años, 36 se escogieron al azar para recibir el Omalizumab combinado con el tratamiento de inmunoterapia oral, los 12 restantes recibieron un placebo actuando como grupo de control. El tratamiento se desarrolló en dos fases, primero durante un periodo de ocho semanas se administró a los niños el fármaco y el placebo, posteriormente se realizó el tratamiento de inmunoterapia oral durante ocho semanas más. A partir de ese momento la inmunoterapia continuó sin la medicación o el placebo en las posteriores 20 semanas.

El tratamiento de inmunoterapia oral se adaptó a las alergias que sufrían los niños, cada uno recibió de dos a cinco alérgenos alimentarios procedentes de alimentos como las almendras, los anacardos, el huevo, las avellana, la leche, los cacahuetes, las nueces, etc., todos son alimentos comunes en las alergias alimentarias infantiles.

Los niños que tomaron el fármaco se desensibilizaron mucho más rápido que los que tomaron placebo, y se produjeron menos efectos secundarios gastrointestinales y respiratorios. Un 22% de los niños que recibieron el medicamento sufrieron efectos secundarios gastrointestinales, cantidad que se eleva al 54% en el grupo que recibió el placebo. Sobre los efectos secundarios respiratorios, ningún niño que tomó el Omalizumab los experimentó, en cambio, uno de los niños del grupo de control si los sufrió. Por supuesto, ninguno de los niños del estudio tuvo efectos secundarios graves asociados a un shock anafiláctico.

Tras finalizar el tratamiento, los niños continuaron consumiendo los alimentos que les causaban alergia a diario durante un tiempo. Según los resultados, nueve meses después del tratamiento de inmunoterapia, los niños podían seguir comiendo esos alimentos de forma segura. Los expertos comentan que se necesitan nuevos ensayos y a más largo plazo para comprender cómo se desarrolla la tolerancia después de que se dejan de comer todos los días los alimentos que causan alergia, haciendo que los beneficios del tratamiento duren.

De momento, esta terapia combinada con el fármaco se ha considerado un gran éxito, niños que tenían alergias múltiples pudieron consumir todos los alimentos sin problemas, por lo que pueden disfrutar de una dieta más variada y sin temores. La investigación es interesante, es un paso más en la lucha contra las alergias alimentarias, el tratamiento demuestra ser efectivo y duradero, pero como comentan los expertos, hay que esperar a realizar nuevos ensayos que ratifiquen los resultados.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de ese artículo publicado en la página web de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

Foto | naomii.tumblr.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...