¿Tu hijo quiere una mascota? Fomenta una tenencia responsable

A los niños le suelen gustar los animales, pero su crianza requiere de muchas responsabilidades. Antes de comprar o adoptar una, es importante que lo orientes sobre las tareas asociadas a sus cuidados.

Consejos para promover la tenencia responsable de mascotas en casa

Contar con una mascota en casa es altamente beneficioso para los niños. Por un lado desarrolla su empatía, mejorando a su vez la convivencia con el resto de los integrantes de la familia. Y por el otro, inculca valores esenciales para la vida, como son el amor y el compromisos. Sin embargo, la crianza de un animal no es algo que deba tomarse a la ligera. Si tu hijo quiere una mascota, debes fomentar una tenencia responsable.

Antes de saber si deseas obsequiar un perro, un gato, un ave o un hámster a tu pequeño, es importante reiterarle que una mascota no es un juguete. Se trata de un ser vivo, que requiere atenciones y cuidados, que él debe asumir. 

Niños responsables, mascotas felices

Existen recomendaciones que los padres pueden seguir para fomentar una tenencia responsable de mascotas. No se trata solo de complacer al peque, pues a diferencia de otros “regalos”, éste no podrá ser abandonado o tirado a la basura. Así que antes de sumar un nuevo integrante a la familia, conviene evaluar ciertos detalles:

  • Reflexionar. Comprender que se trata de un compromiso a largo plazo es esencial. Si tu hijo escoge un perro, toma en cuenta que el promedio de vida de este animal es de 12 años. Es decir, le acompañará por mucho tiempo y necesitará en todo momento de sus atenciones.
  • Informarse. Antes de adoptar una mascota conviene saber cuánta actividad requiere realizar y qué necesidades tiene para su desarrollo. En el caso de los canes, algunos requerimientos pueden variar según la raza, peso o tamaño. Algunos son menos activos, mientras que otros ameritan dos paseos al día.
  • Dar el ejemplo. Sin duda, lo primero que corresponde es enseñar al niño a desempañar todas las actividades relacionadas con el cuidado de la mascota, por lo que es probable que mamá y papá deban realizarlas inicialmente. Luego, se debe incorporar al pequeño gradualmente.
  • Buscar asesoría. Lo ideal es visitar al veterinario para que sea él quien indique cuánto y qué debe comer el compañero elegido. Con la información en mano, procura dar indicaciones claras a tu pequeño, para que no las olvide. Crear una agenda de tareas es de gran ayuda. La misma debe contemplar las comidas, el baño, los medicamentos, los juegos y todo lo relacionado.
  • Garantizar sus cuidados. Cuando se trata de gatos, el niño debe aprender a cambiar su arena cuidadosamente, mientras que si se trata de perros, también debe deshacerse de sus heces, siempre usando unos guantes. Esta suele ser la parte a la que los niños muestran mayor resistencia.

Primer contacto

Según el tamaño de la mascota, es imperativo enseñar al infante a jugar con él sin lastimarlo. Esto implica cuidar la fuerza con la que lo abraza, por ejemplo, o elegir con precaución el tipo de juguetes que usará para divertirse con su mascota. Algunos podrían ser muy pequeños, y éste podría tragarlos.

Es vital tener en cuenta que todo lo que aprenda el pequeño debe ser indicado por sus padres. Es lógico que no pueda solo con el cuidado del animal. Llenar de amor y atenciones a este pequeño ser, ayudará al niño a entender la importancia de respetar y valorar a los animales y, en general, a quienes pertenecen a su entorno. Recuerda, saber elegir la mascota adecuada para tu hijo es muy importante.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...