Trastornos de conducta infantiles y delincuencia

Programas de asesoramiento familiar

Según un estudio realizado por investigadores del Centro para la Salud Mental Sainsbury (Reino Unido), trastornos de conducta infantiles y delincuencia serían dos cuestiones relacionadas, hasta el punto de que el 80% de los delincuentes adultos del Reino Unido habían tenido problemas de comportamiento.

Por tanto, parece evidente que un tratamiento temprano de los trastornos de conducta infantiles, reduciría significativamente la delincuencia. En la noticia publicada en el periódico digital The Guardian destacan especialmente los costes económicos resultantes de la delincuencia fruto de los problemas de conducta, costes que ascienden a 60.000 millones de libras al año (66.000 millones de euros). Si se realizara una inversión que apoyara a las familias en mayor situación de riesgo, se traduciría en la reducción de los costes mencionados significativamente.

Tratar los trastornos de conducta infantiles de forma precoz en aquellas familias de mayor riesgo por el estatus social y las cuestiones económicas permitiría reducir hasta en un 50% la delincuencia en edad adulta, un programa de estas características sería viable y así se demostró a través del realizado en Estados Unidos que demostraba reducir los costes resultantes de la delincuencia en 11 dólares por cada dólar invertido.

La verdad es que tal y como se enfoca la noticia parece que lo único que realmente importa es el gasto económico resultante de la delincuencia, en nuestra opinión cuando un problema afecta a las arcas de un Gobierno es cuando se intenta dar solución. Si la delincuencia no generara ese volumen de costes económicos, ya veríamos si estarían hablando de desarrollar programas de este tipo.

En segundo lugar, los expertos destacan que los problemas de salud mental infantil provocan un peor rendimiento y el fracaso escolar, menor autoestima, una mayor tasa de desempleo en estado adulto, trabajos peor remunerados, embarazos adolescentes, problemas maritales y por supuesto, la mencionada delincuencia. En el estudio se realizó un seguimiento de un grupo de niños nacidos en 1970 en el Reino Unido y los resultados obtenidos se cotejaron con otros estudios en la misma línea realizados en diferentes países.

Destinar partidas presupuestarias para tratar los trastornos de conducta infantil tiene sentido, ya que los resultados son positivos, así lo manifiestan los expertos. Como hemos dicho, todo gira en torno al dinero y no a los valores que realmente importan, niños felices, más sociables, con mayor nivel intelectual… hablar de pérdidas económicas no tiene cabida, pero es el motivo que más parece preocupar. Según los especialistas, los programas de apoyo y orientación a las familias con hijos con problemas y trastornos de conducta variarían en inversión dependiendo del grado del problema de los niños.

Los expertos aseguran que este tipo de programas serían la solución para reducir la delincuencia y proporcionar una oportunidad a los niños para tener una vida mejor, vaya, menos mal que han destacado este aspecto aunque sea al final de la noticia. Muchos de estos problemas son generados por la propia sociedad, y especialmente por los Gobiernos y sus políticas deficientes de apoyo a las familias necesitadas. Por cierto, recordemos que la especialidad de psiquiatría infantil y juvenil fue creada en España al cabo de varios años reclamándola, este es sólo uno de los cientos de ejemplos a citar. Los gastos resultantes de la delincuencia obligan al Gobierno del Reino Unido a mover ficha y empezar a desarrollar programas como el que hemos mencionado, no hay mal que por bien no venga, los niños que lo reciban quizá puedan disfrutar de un futuro mejor.

Foto | Foreign and Commonwealth Office

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...