Toses y resfriados repetitivos

Toses y resfriados repetidos

Es razonable que un niño pequeño sufra cierto número de resfriados y accesos de tos en invierno y por eso no ha de ser motivo de preocupación. La mayor parte de los niños sufren resfriados durante el inicio de su vida escolar frecuentemente (algunos llegan a estar más tiempo en casa que en la escuela), porque en ella se exponen a toda clase de virus, no obstante de manera gradual adquieren inmunidad creciente a ellos y los resfriados disminuyen.

El resfriado infantil va acompañado con frecuencia de tos principalmente porque en vez de sonarse con el pañuelo tienden a aspirarlos hacia la garganta ya que por ser tan pequeños aún no han aprendido a sonarse la nariz. El moco irrita la garganta por lo que en el intento de expulsarlos se produce la tos. Muy a menudo cuando se resfrían sufren dolor abdominal llegando incluso a vomitar.

Cuando las toses y resfriados repetitivos son síntomas de enfermedades subyacentes más graves el niño suele sentirse mal, en algunos niños causa los síntomas del resfriado no éste sino una alergia, si estornuda, moquea mucho y tiene los ojos llorosos durante el verano tal vez padecerá la fiebre del heno, una alergia al polen.

Si los síntomas de toses y resfriados repetitivos se presentan durante todo el año puede ser alérgico al polvo o el pelo de los animales domésticos por lo que es recomendable realizarle las pruebas de alergias para descubrir si ese es el problema que le afecta.

Si la tos no va acompañada de resfriado o si la acompaña una tos sibilante que pueda indicar asma o en casos más raros fibrosis quística consulte al médico para poner remedio inmediato. Algunos síntomas denotan la posible aparición de complicaciones, si el bebé resfriado llora sin cesar, rehúsa alimentarse, está inquieto y tiene la piel ardiente acuda al médico, al igual que si sufre un resfriado y luego dolor agudo de oído en la cara o la frente, si tiene fiebre muy alta (más de 39º) o está con persistencia ronco y tose de modo doloroso seco e insistente.

En algunos casos el niño que tiene resfriados repetitivos toserá mucho por la noche puede deberse a que la habitación está demasiado fría y el aire irrita su garganta o por el contrario que esté demasiado caliente y se la reseque. Ajustar la temperatura de la casa puede resolver la dificultad.

Foto| D.A.K.Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...