Top 6: Evita que tu hijo enferme por el frío

El inicio de los días invernales trastorna la salud de los peques. Malestares como mucosidad, asma, tos, gripe e infecciones respiratorias son comunes. Vacunas al día y una dieta balanceada lo mantendrán sano en estas fechas.

Con estos tips tu hijo no se enfermara en el invierno

Después de un verano caluroso, muchos anhelan un poco del frescor del invierno. Sin embargo, para los niños esta temporada del año no resulta muy saludable. Aunque disfruten de la lluvia y  los juegos en la nieve, es común que desarrollen patologías como tos, gripe, mucosidad, resfriado y otras asociadas al cambio de clima.

Dicen los especialistas, que el descenso de las temperaturas dificulta el movimiento de los cilios, es decir, los delgados filamentos que envuelven internamente el sistema respiratorio y protegen al organismo de virus y bacterias. Similares a los cabellos, los cilios recubren los bronquios, en los pulmones, ayudando a extraer microbios y residuos. Además, éstos se componen de células caliciformes que secretan un moco capaz de atrapar los microorganismos causantes de enfermedades. Nos obstante, todo este proceso se altera con el frío, y el cuerpo queda vulnerable a la acción de agentes patógenos.

6 consejos para que tu hijo esté sano durante el invierno

Cuando la frialdad arrecia, suelen aumentar los diagnósticos de bronquitis y otras infecciones respiratorias. También se evidencian casos de asma y dermatitis atópica, por mencionar algunas patologías. El riesgo es mayor en los neonatos, ya que no regularizan el calor de su organismo, pero sin importar la edad, es preciso tomar previsiones. Una gripe extensa o mal curada puede desencadenar males mayores. 

Como mamá/papá, debes abrigar bien a tus hijos, pero más allá de eso, debes tomar otras acciones para evitar complicaciones médicas.

  1. Actualiza sus vacunas. Nada te dará mayor tranquilidad como saber que tu pequeño está protegido contra la varicela o el sarampión. En definitiva, renovar sus vacunas será la mejor manera de iniciar la época.
  2. Refuerza su vestuario. Asegúrate de que sus prendas le proporcionen el calor que necesita. Estarás creando un aislante de aire que lo mantendrá calientito.
  3. Ayúdalo a adaptarse al frío. Las familias suecas y finlandesas motivan a sus niños a dar un paseo a diario. Lo interesante, es que estas naciones nórdicas no se limitan ante las bajas temperaturas. Al contrario, sacan a los infantes a las calles para que su organismo se adapte al frío.
  4. Proporciona una dieta balanceada. No existe un producto que blinde el sistema inmune de tu hijo. Sin embargo, desde la mesa puedes ofrecerle comidas variadas y balanceadas que eleven sus defensas. Los cítricos, por ejemplo, son una gran alternativa, por su alto contenido de vitamina C.
  5. Protege las partes del cuerpo más sensibles. Guantes, bufandas, botas y orejeras, son artículos indispensables para estas fechas. Además, constituyen un aliado para prevenir la otitis y las lesiones en la dermis.
  6. Abrigaos para dormir. Ten listas pijamas y colchas más mullidas. Considera aspectos como la calefacción de la vivienda y, en particular, de su alcoba. Para los neonatos, se sugiere una habitación con una temperatura máximo de 24ºC, para evitar la “muerte súbita”.

Con estos consejos tu hijo podrá disfrutar sin miedo los días invernales. Estará resguardado de las inclemencias del clima y los virus del ambiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...