Todo sobre la circuncisión IV

circuncision-3

En este último apartado del informe especial sobre circuncisión podrás encontrar información referente a los aspectos fundamentales que como padres debemos tener en cuenta para realizar la consulta médica, con el fin de saber si nuestro hijo requiere ser intervenido, además de los riesgos que puede conllevar la realización de esta práctica.

Como ya hemos visto, en la actualidad la mayoría de los especialistas no son partidarios de la práctica de la circuncisión en los casos de bebés sanos, ya que puede provocar alteraciones en sus órganos genitales que pueden ocasionar inconvenientes sexuales en su vida adulta.

Sin embargo, existen casos en los cuales es inevitable realizar esta intervención quirúrgica, y es precisamente cuando el niño presenta algún tipo de anomalía que debe ser corregida mediante una operación.

Lo ideal es que cuando notemos algún tipo de anomalía en el pene de nuestro hijo, concurramos a la consulta médica, para que el especialista determine las causas del problema y las soluciones o tratamientos posibles para el mismo.

Debemos consultar al médico en los siguientes casos:

  1. Cuando el niño con 5 años de edad presenta un prepucio que no ha llegado a alargarse de forma natural, ya que podemos estar frente a un caso de fimosis.
  2. Cuando notamos que una vez descubierto el prepucio, el mismo no puede regresar a su posición inicial. Este es un trauma que debe tratarse con urgencia, ya que nos encontramos frente a un caso de estrangulación del glande.
  3. Cuando el niño se queja de dolor al orinar o durante una erección.
  4. Cuando el chorro de orina no es regular, o cuando éste se proyecta en todas direcciones.

Los riesgos relacionados con la circuncisión

Si bien la circuncisión suele ser considerada una intervención quirúrgica de mínimo riesgo y es señalada como un procedimiento seguro, la misma puede llegar a estar relacionada con la aparición de ciertos peligros.

Entre los posibles riesgos que pueden llegar a aparecer luego de la realización de la intervención encontramos:

  1. Sangrado
  2. Infección
  3. Enrojecimiento alrededor de la zona de la cirugía
  4. Lesión en el pene

Por otro lado, existen en la actualidad una gran cantidad de estudios e investigaciones médicas que aseguran que los bebés incircuncisos están más propensos a padecer enfermedades tales como:

  1. Cáncer de pene
  2. Ciertas enfermedades de transmisión sexual, incluyendo VIH
  3. Infecciones del pene
  4. Fimosis (estrechez del prepucio que impide su retracción)
  5. Infecciones urinarias

Independientemente de la realización de este procedimiento o no, lo fundamental es mantener durante toda la vida una higiene adecuada, que permitirá evitar la aparición de este tipo de afecciones.

Vía | NLM, Sexovida
Foto | Al pertenecer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...