Los diferentes tipos de gateo

Los bebés necesitan gatear para estimular su sistema motor, su equilibrio, la visión, el tacto incluso estimulan el cerebro. Pero no todos lo niños gatean, aunque si el tuyo no lo hace debes consultarlo con el pediatra. Los diferentes tipos de gateo son: «peonza», «arrastre», «croqueta», «sentado», «puente» y «haciendo eses».

El gateo es una de las etapas importantes del bebé, porque gracias al gateo empiezan sus primeros movimientos en libertad. Generalmente los bebés empiezan a gatear una vez han aprendido a sentarse y mantenerse erguidos solitos, aunque no hay una regla exacta. La edad suele ser entre los seis y los ocho meses, pero hay niños que  no gatean y pasan de arrastrarse a caminar, por lo que si tu bebé no gatea, debes consultarlo con el pediatra, pero sin agobiarte, porque hay niños que no llegan a gatear casi nada.

Tipos de gateo

Los bebes realizan diferentes tipos de gateo

Así pues, los diferentes tipos de gateo irán relacionados  con la forma de ser de tu bebé y con su desarrollo. Por ejemplo uno de los tipos de gateo es en el que el bebé se desplaza como si fuera una «peonza«.  En este tipo de gateo el bebé se desplazará haciendo círculos usando de palanca su propia barriguita. Otro tipo de gateo es el que realiza el bebé «sentado«, se desplazan en posición sentada, donde generalmente doblan una piernecita y la otra la dejan estirada, es un gateo curioso pero parece ser que es hereditario, con lo cual hay un porcentaje del 40% de niños que gatean de esta forma porque alguno de sus papás también lo hicieron en su momento.

Otro de los tipos de gatero muy conocidos es el de «arrastre«, es un movimiento libre del bebé donde utiliza su barriguita con los brazos estirados para desplazarse. Otro tipo de gateo muy conocido es el estilo «croqueta«, aquí el bebé se desplazará utilizando todo su cuerpecito rodando sobre si mismo para desplazarse. Otro tipo de gateo, mucho menos común, es en el que el bebé se desplaza «haciendo eses«, utilizando la barriguita, los hombros y la pelvis, es un gateo curioso, pero que se da en muy pocos niños.

Por ultimo está el tipo de gateo donde el bebé se arquea sobre su propia espalda, como si fuera un «puente«. Como podemos ver hay diferentes tipos de gateo, pero lo importante es que es una etapa que se pasa muy deprisa y que los niños la necesitan para estimular su sistema motor, así como su equilibrio, el tacto, la visión, incluso se estimula el cerebro. Gracias a los diferentes tipos de gateo el niño se siente libre por primera vez y lo que hay que tener en cuenta es dejarle un espacio donde pueda practicarlo de forma segura y permitirle al menos una vez al día un espacio donde pueda practicar e investigar su entorno.

Fuente | kidshealth.org

Foto | janetmck en Flickr

Más información | mibebeyyo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...