¿Terapia con la solitaria para prevenir la enfermedad inflamatoria intestinal en los niños?

Según expertos de la Universidad de Calgary, es posible tratar la enfermedad inflamatoria intestinal en los niños, con una curiosa terapia en la que se utilizaría la tenia o solitaria. Los investigadores han constatado que con la exposición al parásito de ratones infectados por sustancias que causan colitis, éstos desarrollaron una colitis mucho menos severa.

Tenia o solitaria

Hoy conocemos un curioso estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Calgary (Canadá), en el que se baraja la posibilidad de utilizar una terapia con la solitaria o tenia (Taenia solium), un parásito que se aloja en el intestino delgado de los seres humanos para prevenir la enfermedad inflamatoria intestinal en los niños.

Esta enfermedad engloba una serie de problemas que afectan sobre todo al intestino, caracterizándose por una inflamación crónica que no se puede curar, aunque sí se puede hacer más llevadera, por ejemplo, siguiendo una determinada dieta, como la dieta sin gluten.

La enfermedad inflamatoria intestinal es especialmente complicada en los niños, causa una absorción reducida de nutrientes, lo que deriva en problemas de desarrollo y crecimiento. Aunque agrupa diferentes enfermedades, se habla principalmente de la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, en otros casos no está claro si se padece una o las dos enfermedades, por lo que se habla de colitis indeterminada.

El estudio se ha llevado a cabo con roedores de laboratorio, se crearon dos grupos de roedores, uno actuó como grupo de control y un segundo grupo fue infectado por los expertos con este parásito. Tras 10 días, el sistema inmune de los ratones infectados luchó contra los parásitos expulsándolos del organismo. Los ratones de los dos grupos fueron expuestos a sustancias que causan colitis, los expertos observaron que los ratones infectados por el parásito desarrollaron una colitis mucho menos severa que los del grupo que no había sido infectado con la solitaria.

Los expertos comentan que esto quizá pudo deberse a lo que se conoce como memoria inmunológica, es decir, es cuando el organismo se enfrenta a una amenaza recordando una amenaza similar a la que se enfrentó anteriormente, produciendo más glóbulos blancos para intentar combatirla.

Tras la exposición de los ratones a la colitis, algunos recibieron una inyección de extracto de tenia o helminto que simuló una infección recurrente de tenia, esto provocó una respuesta inmune en la que el organismo impulsó una respuesta de memoria inmunológica produciendo niveles más altos de proteínas antiinflamatorias, como resultado, se observó que los ratones terminaron desarrollando pocos o ningún síntoma de colitis.

A la vista de los resultados, los expertos plantean que una terapia con helmintos (especies de gusanos a la que pertenece la solitaria), podría ser de interés para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal pediátrica, ya que la activación de la memoria inmunológica del organismo para luchar contra los parásitos, podría servir como una terapia contra la colitis en niños previamente infectados.

Evidentemente, serán necesarios más estudios sobre el tema y utilizando un modelo humano, porque quizá la reacción del organismo de los roedores no es la que tendría el organismo de los niños. Por tanto, es fácil deducir que se siga estudiando el procedimiento y conozcamos nuevos detalles sobre la terapia propuesta. Podéis conocer la información a través de este artículo publicado en la revista científica de la Sociedad Americana de Fisiología.

Foto | Demietrich Baker

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...