Técnica de Biofeedback para combatir trastornos urinarios en niños

Biofeedback es el nombre con el que se conoce a una nueva técnica desarrollada de forma específica para poder relajar los músculos, algo sumamente conveniente para aquellos niños que sufren de trastornos urinarios o digestivos, ya que aprendiendo puede conseguir una relajación en los músculos de la pelvis, evitando todo tipo de inconvenientes.

Actualmente se conoce que problemas como orinarse encima, las infecciones urinarias o las constipaciones son males que afectan a uno de cada diez chicos, siendo problemas consecuentes de una mala alimentación o de retención de líquido en los pequeños, y de un tratamiento tardío.

En un nuevo estudio se utilizó el biofeedback animado, por lo que un grupo de niños interactuó con juegos de computadora para poder aprender a tensionar y luego a relajar los músculos de la pelvis, consiguiendo ejercitarlos y dominarlos mejor, en un proceso agradable y entretenido con la ayuda de monos y delfines animados sumamente simpáticos.

Los autores han podido comprobar que mediante la técnica del biofeedback los niños comienzan a controlar mejor sus vejigas. En palabras del doctor Steve Hodges, urólogo pediátrico del Centro Médico Bautista de Wake Forest, en Carolina del Norte:

“Cuando uno orina, se relaja y puede eliminar el pis. Estos niños tensan los músculos cuando orinan”…”Uno no le puede decir a un niño simplemente que relaje su piso pélvico”.

Los especialistas indican que se trata de una alternativa terapéutica que funciona de maravillas en combinación con los fármacos indicados, en aquellos casos en los que los pequeños no ejercen una rutina para ir al baño solos. Todo se conoció a raíz de dos grupos de 80 niños elegidos al azar, todos ellos con problemas de vejiga, de entre 8 o 9 años y la mayoría niñas, uno de los grupos fué tratado con consejos para modificar la dieta, siendo este el grupo control, y el otro recibió entre 6 y 12 sesiones de biofeedback animado.

Los síntomas mejoraron en los dos grupos pero se conoció que los que se trataban con biofeedback avanzaron mucho más en su mejora, hacia los seis meses de estudio la enuresis bajo entre el 28% al % de los niños tratados con el programa animado, y del 23% al 13% en el grupo de control. La constipación se redujo del 63% al 20% en el grupo de biofeedback  y del 50% al 30% en el grupo de control.

El doctor William Whitehead, comentó:

“realmente demostraron muy claramente que el biofeedback animado puede ayudar a los niños a aprender la respuesta. La ventana de atención y la motivación son menores (que en los adultos). Creo que el biofeedback animado puede reducir esa brecha”.

Vía |  Público
Foto | Enuresis WordPress

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...