Taburete con relój de arena, tiempo afuera para el niño que se porte mal

Es parte natural del proceso de la crianza encontrar momentos en los que los niños se portan mal y no hacen caso, en esas situaciones siempre está desaconsejado el castigo físico ya que una excelente alternativa es la de ponerlos en penitencia, es decir, darles un tiempo afuera para que se vean imposibilitados de hacer lo que ellos quieran y tengan un momento para pensar en lo que hicieron mal y en cómo deben comportarse.

Sabemos bien que para interpretar ideas los niños en ocasiones hacen mucho uso de las ayudas visuales o de los elementos concretos, por eso es una fabulosa idea la de contar con este taburete relój de arena, que como podemos ver en la fotografía cumple la función ideal de mantener al niño en su lugar por un rato y al mismo tiempo aportan mucho a la decoración ya que el diseño es sumamente original sin ninguna duda.

El taburete con relój incluido tiene base y tapa circular, cuenta con tres torres y un sistema plástico resistente en el medio que es el contenedor de arena con una arandela en el centro, por la mitad es por donde circula la fina arena blanca que en total es capaz de medir cinco minutos mientras pasa de un lado al otro, tiempo más que suficiente para que a los niños les parezca toda una eternidad fuera de la diversión.

La idea es simple, si el niño ha hecho algo malo, una rabieta, una pelea o ha desobedecido en alguna indicación de sus padres, lo que necesita es bajar su estado de excitación, para ello sin violencia y explicando los motivos hay que procurarle un espacio solitario en el que pueda pensar sobre lo que acaba de suceder, por lo que lo ideal es colocar el taburete que marca el tiempo en algún rincón de la habitación, inclusive es perfecto para trasladarlo a cualquier sitio de la casa donde sea necesario.

Una vez que el tiempo se haya cumplido pasados los cinco minutos en el asiento, se le dará la oportunidad de explicar lo que siente al respecto y disculparse si es necesario, lo importante es que sepa que cada vez que haga algo malo volverá a sentarse allí, que no es nada divertido aunque se vea muy bonito. El relój se consigue por algo menos de 50 euros.

Vía | Compradicción

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...