STOVO, alfombra térmica para niños

Ahora que ya ha pasado el verano y que de a poco se comenzarán a sentir cada vez más seguido los días fríos del otoño, los niños deberán conformarse con quedarse en casa y pasar sus tardes ocupadas en otra cosa, siendo recomendable que dibujen o que aprovechen los días en los que no pueden salir para leer.

Para los pequeños que adoran quedarse jugando en el suelo de su habitación lo mejor que ofrecerles elementos que los mantengan abrigados, como la STOVO, que es una novedosa alfombra térmica, la misma calienta solamente el punto de apoyo y funciona con energía fotovoltaíca, en primer término aísla el  frío del suelo, luego integra una capa de hilos calientes de carbono que mantienen la temperatura del cuerpo y gracias a llevar una batería eléctrica es totalmente transportable, por lo que los niños pueden moverla a cualquier sitio del hogar.

La batería de la STOVO se carga con un sistema diseñado de energía fotovoltaíca, la misma se ocupa de liberar lo que luego es calor gracias a una tercera capa en el diseño que cuenta con un conjunto de tejidos formando una serie de celdas que van difundiendo el calor de forma pareja hasta la superficie.

La alfombra es desmontable, por lo que cada capa puede separarse de forma sencilla para una correcta limpieza, se la puede conseguir en gran diversidad de tamaño, alguna individuales, otras más ámplias, lo que viene siendo ideal cuando se tiene más de un niño en la casa. Entre las grandes ventajas del producto tenemos el hecho de que ofrece un confórt térmico transportable, suave y cómodo donde el niño puede jugar, leer o dormir la siesta inclusive.

Vía | Ecoinvento

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...