Soportar la tentación de comer golosinas

En este vídeo podemos ver como los niños deben soportar la tentación de comer golosinas. Un adulto acompaña a los niños a una habitación con cámara oculta, donde hay un plato, una mesa y una silla. El adulto coloca un dulce de malvavisco (nube) sobre el plato, acto seguido le dice a los niños, antes de salir de la habitación, que se pueden comer la golosina, pero si esperan a que vuelva sin haberse comido la nube, como premio recibirán otra más.

Los niños sentados frente a la golosina, la miran, la tocan, la huelen, es realmente difícil soportar la tentación de comer golosinas, las caras de los niños así lo reflejan. Al cabo de unos minutos empiezan a impacientarse, intentan distraerse, mirar hacia otro lado pero parece algo imposible. La promesa de un dulce de malvavisco extra les da fuerza para resistir, pero hasta cierto punto.

La mayoría de los niños logran soportar el deseo de comer las chuches, aunque algunos no se han resistido a chupar o mordisquear un poquito la nube. El premio prometido parece haber surtido efecto, la idea de poder disfrutar de dos golosinas les ha ayudado a soportar la tentación, claro que en este test el tiempo es un factor fundamental.

El test estaba sujeto a un estudio realizado por expertos en psicología de la Universidad de Stanford, en el que trataban de determinar los procesos mentales que permiten a algunas personas soportar la espera con el fin de alcanzar un objetivo, en este caso un dulce de malvavisco. Los niños de entre 4 y 8 años de edad aprendían una lección importante de la vida, en ocasiones vale la pena esperar, algo que puede trasladarse a muchos aspectos de la vida y que es interesante transmitir a los niños.

Vía | Andamos Armados

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...