Sopa contra el frío

Sopa contra el frío

En invierno los resfriados, catarros, gripes y demás enfermedades respiratorias están a la orden del día y en los más pequeños aún están más presentes ya que son más propensos a enfermar debido a que su sistema inmunitario no está tan desarrollado, ni son tan fuertes como nosotros.

Para cuidar a un niño enfermo además de la paciencia hay que tener presente que necesitan beber muchos líquidos, y la sopa contra el frío, los caldos y los purés son muy importantes para ayudarles a recuperarse, ya que su alto contenido en agua les ayudará a rehidratarse y a luchar contra el frío.

La sopa contra el frío es buena ya que además de abrir el apetito también prepara para la digestión, además permite utilizar una gran variedad de ingredientes en su composición, por lo que se convierte en un alimento rico en proteínas, antioxidantes, son muy nutritivas por su posibilidad de llevar tanto verduras como carnes o pescados, además de que al llevar un tiempo de cocción moderado permite a los alimentos mantener sus propiedades.

Cuando los niños están acatarrados tienen menos apetito del habitual, por eso una sopa es un alimento adecuado ya que son ligeras, además de ser líquidas convirtiéndolas en un fantástico mucolítico que ayuda a limpiar el organismo, además de tener un efecto anti-inflamatorio que ayuda a reducir la tos y la congestión nasal tan molesta para todos.

Otra ventaja es que la sopa puede además de ser líquida contener trocitos de alimentos de manera que además de tomar agua también ofrecemos a los niños la posibilidad de masticar cosas blanditas de manera que aumentamos el efecto de estar saciados y así podemos convertir la sopa en un alimento más entretenido de comer, si además le añadimos un cubierto divertido como la cuchara que sopla Gallo Fuu.

Foto| tiffanywashko

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...