Son más efectivas las granjas en las escuelas que los programas de reparto de fruta

Una investigación estadounidense demuestra que son más efectivas las granjas o huertos en las escuelas, que los programas donde se reparten frutas y verduras entre los escolares para promocionar su consumo. Estos resultados deberían tenerse en cuenta por la Unión Europea, ya que cada año se pone en marcha uno de estos programas, siendo iniciativas que no logran alcanzar su cometido.

Programas huertos urbanos

Cada año, en Europa se ponen en marcha programas para el reparto de fruta en las escuelas con el propósito de promover el consumo de este alimento entre los niños, programas cuyos resultados son cuestionables, ya que no incrementan el consumo y el índice de sobrepeso y obesidad no se reduce, a pesar de ello, se renuevan cada año.

En más de una ocasión hemos hablado de este tema y de la necesidad de cambiar el sistema por otros que funcionen mejor, en este sentido, destacamos una investigación realizada por el Instituto de Alimentos y Ciencias Agrícolas de la Universidad de Florida (IFAS) cuyas conclusiones demuestran que las granjas en las escuelas son más efectiva que los programas de reparto de fruta.

Los expertos comentan que los resultados de su trabajo muestran que los niños que asisten a programas de granjas de escuela consumen muchas más frutas y verduras que los que simplemente reciben estos alimentos, como ocurre con los programas de la UE. En el año 2010 el Congreso estadounidense aprobó una Ley Federal con el objetivo de mejorar la nutrición infantil, se consideró entonces que un programa de granjas en las escuelas ayudaría a aumentar la cantidad de alimentos saludables que se ofrecen en los colegios y además se lograría aumentar el consumo.

Se analizaron las pautas alimentarias de seis colegios de primaria de diferentes estados del país, se cuantificó el volumen de alimentos que se tiraban a la basura y su tipo, recordemos que frutas y verduras es lo que más tiran los niños estadounidenses y así lo han confirmado diferentes estudios, como el que destacábamos aquí. Los expertos descubrieron que en las escuelas que tenían en marcha un programa de huerto escolar, los niños consumían un 37% más de vegetales y un 11% más de frutas, que antes de que la escuela adoptara dicho programa.

Estos resultados demuestran que el abastecimiento de productos locales en los que los niños están implicados, tienen un impacto muy positivo en el consumo de estos alimentos. Ahora los expertos plantean realizar nuevos estudios para determinar si la calidad de los productos, su frescura y su promoción en los comedores escolares impulsan de forma significativa estos cambios en el comportamiento alimentario. Evidentemente, para el abastecimiento en los colegios un huerto escolar es insuficiente, por ello se considera que además de los huertos, se han de realizar compras de frutas y verduras de producción local, y poner en marcha actividades integradas relacionadas con la nutrición.

Sería interesante que la Unión Europea tuviera en cuenta este tipo de estudios y modificara los programas que pone en marcha para la promoción del consumo de estos alimentos, sobre todo sabiendo que son ineficaces y que no alcanzan sus objetivos. Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, la UE debería introducir la asignatura de nutrición en las escuelas y poner en marcha un programa de huertos escolares, pero claro, estamos hablando de iniciativas cuyo coste es mucho más elevado que los actuales programas, algo que seguramente frena a la UE.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Journal of Nutrition Education and Behavior.

Foto | Marilyn Acosta

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...