Solicitan poner fin a la práctica de la circuncisión de niños

La práctica de la circuncisión se viene desarrollando desde hace ya muchísimo tiempo sin miras a concluirla pero generando siempre tema de debate y controversia, ahora los médicos holandeses se unen para solicitar a los políticos y grupos de derechos humanos que desaconsejen la práctica primeramente en el país, y de ser posible en el mundo entero, dado que se considera como un ritual antiguo, doloroso y perjudicial, además de ser una clara violación a los derechos de los niños.

En Holanda se le realiza la circuncisión a entre 10.000 y 15.000 niños cada año, muchos de ellos por motivos meramente religiosos en la mayoría de los casos, y lo cierto es que no siempre se realiza con anestesia, por lo cual los niños sienten y sufren todo el proceso de principio a fin, según puede afirmar la Real Asociación de Médicos Holandeses (KNMG) que es actualmente la entidad que representa pediatras, cirujanos, urólogos y médicos generales del territorio holandés.

Lode Wigersma, portavoz de la asociación informó:

“Queremos desalentar la circuncisión, porque es un procedimiento innecesario con complicaciones, que viola la integridad del niño”…”No es un procedimiento inocente, vemos complicaciones en alrededor del 5 por ciento de los casos, además de consecuencias a largo plazo y psicológicas”.

Para quienes no tengan en claro el procedimiento, la circuncisión supone cortar una porción o la totalidad del prepucio del pene, manifestandose desde siempre como un ritual obligatorio para los niños judíos y para los musulmanes, siendo estos grupos los que representan la mayor proporción de hombes circuncidados en el mundo.

La asociación médica holandesa insta a los líderes religioso a encontrar de forma imperativa ritos de iniciación que sean alternativos sin ser irreversibles ni que supongan un proceso doloros y traumático para los niños, habiendo conseguido ya en el año 1993 la prohibición de la mutilación genital femenina en Holanda para todas las edades.

Se ha explicado además que contrario a todo lo que se cree este procedimiento de circuncisión puede ser factor causal de una gran cantidad de complicaciones tanto leves como graves, entre las que podemos incluir infecciones, hemorragias, estenosis de la uretra y ataques de pánico a quienes son sometidos contra su propia voluntad.

Vía | Público
Foto | La Razón

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...