Sinovitis transitoria de cadera en los niños

Entre los 3 y 8 años de edad los niños pueden sufrir una sinovitis transitoria de cadera, enfermedad que provoca que durante un periodo máximo de 10 días, tengan dolor de cadera al andar. Es una enfermedad benigna que se resuelve con fármacos antiinflamatorios y no deja ninguna secuela.

Enfermedades infantiles

La sinovitis transitoria de cadera es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de la membrana sinovial, un tejido que envuelve la articulación, siendo la causa más frecuente de dolor de cadera en los niños y responsable de que sufran una cojera entre los 3 y 8 años de edad, aunque se puede extender hasta los 10 años.

Se trata de una enfermedad benigna que evoluciona de forma favorable y desaparece sin dejar secuelas en un plazo máximo de 10 días, aunque esto no quiere decir que los niños en las edades antes indicadas vuelvan a sufrir esta enfermedad. Generalmente afecta a una sola cadera, aunque en un 5% de los casos afecta a las dos caderas, el diagnóstico se basa en las imágenes de una ecografía o de una radiografía. Hay que decir que la cojera que pueda sufrir un niño a esas edades no siempre está provocada por la sinovitis transitoria de cadera, por lo que los especialistas suelen descartar antes otras posibles enfermedades.

El origen de esta enfermedad es todavía desconocido para la ciencia médica, se han barajado varias hipótesis para explicar su aparición, aunque parece que la que más fuerza cobra es la infección causada por un virus. El tratamiento de esta enfermedad consiste en la administración de antiinflamatorios no esteroideos, fármacos con menores efectos secundarios que ejercen sus efectos por la acción de la inhibición de la enzima ciclooxigenasa.

Los síntomas de esta enfermedad se caracterizan por el aumento del líquido que se aloja dentro de la cadera, algo que provoca el dolor, la cojera y la limitación de movimiento. Los niños que la sufren se quejan al caminar y por supuesto, mucho más si corren, el dolor parece irradiarse y en ocasiones se sufre dolor de ingle, también se sufre dolor en la rodilla y en la parte delantera del muslo. Cuando son niños muy pequeños, no suelen describir con claridad los síntomas, los padres ven como camina cojeando y se queja de dolor, pero por lo demás, no tiene ningún otro problema de salud.

El pediatra suele realizar algunas pruebas como la búsqueda de la disminución del arco de movimiento al rotar la cadera o abrir las piernas, también preguntará cómo ha comenzado el dolor y si se ha producido un episodio de fiebre. Pero en el caso de niños muy pequeños, las pruebas antes indicadas son el método más efectivo para poder diagnosticar la enfermedad.

Hay un indicador que se relaciona en muchos casos antes de sufrir la sinovitis de cadera, los niños que la padecen en muchas ocasiones, un par de semanas antes han sufrido una infección de garganta, un traumatismo en la zona o una infección gastrointestinal, de ahí que adquiera fuerza la teoría de que la enfermedad es causada por una infección vírica. Por último decir que esta enfermedad no tiene consecuencias para la articulación de la cadera, es una enfermedad molesta pero benigna.

Foto | zbigphotography (1M+ views)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...