Síndrome de Kleine-Levin o Bella Durmiente

El Síndrome de Kleine-Levin o Bella Durmiente es una enfermedad neurológica rara que afecta especialmente a los adolescentes, uno de sus síntomas más llamativos es que quien la padece puede dormir 18 horas seguidas.

Enfermedes neurológicas

El Síndrome de Kleine-Levin o Síndrome de la Bella Durmiente es una de esas enfermedades que podrían considerarse raras, se trata de un trastorno neurológico y quien lo padece sufre durante unos días o semanas una excesiva somnolencia y periodos de sueño muy largos, pudiendo llegar a dormir hasta 18 horas seguidas.

A este síndrome se asocian también otro tipo de síntomas, como por ejemplo una alimentación compulsiva, un deterioro de las capacidades mentales, alucinaciones o agresividad entre otros. Lo curioso es que después del episodio, quien lo sufre vuelve a la normalidad, como si no hubiera ocurrido nada, todas las funciones se estabilizan y desaparecen los síntomas descritos. Dependiendo de la gravedad, se puede llegar a sufrir amnesia y no recordar nada de lo que ha ocurrido durante la manifestación de esta enfermedad neurológica. También es curioso saber que pueden llegar a pasar años hasta que se vuelva a producir un episodio.

Esta enfermedad afecta especialmente a los adolescentes varones y de forma ocasional a las chicas, no existe cura y tan sólo se puede proporcionar soporte educacional y emocional. El Síndrome de la Bella Durmiente afecta a unos 2 millones de personas en todo el mundo, aunque la enfermedad se manifiesta a los 15 años de edad, se puede detectar a partir de los 4 años.

En un artículo de BBC nos hablan de un caso de Síndrome de Kleine-Levin en una chica (ya hemos explicado que es poco frecuente en el género femenino). La enfermedad provoca que sólo esté despierta dos horas al día, explica que es algo horrible que empezó a sufrir cuando tenía 16 años. Es uno de los 40 casos que se han detectado en el Reino Unido, en su mayoría de varones. Según la documentación científica, una vez que se manifiesta el síndrome deberán pasar 10 o 15 años hasta que remita, aunque también cabe la posibilidad de que vuelva a manifestarse.

Los padres explican que cuando remite el episodio y la chica se encuentra bien, aprovechan para hacer todo tipo de cosas y actividades, ya que cuando vuelva a producirse un episodio la vida cambia radicalmente para la enferma y su familia. Un experto explica que quienes sufren este síndrome pueden tardar años en ser diagnosticado,s ya que existe un conocimiento limitado sobre esta rara e incurable enfermedad. La chica espera que el haber contado su caso sirva para crear conciencia y apoyar la investigación médica a fin de que se pueda comprender la enfermedad y se pueda desarrollar un tratamiento.

Más información | Orphanet
Foto | Neticola

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...