¿Síndrome de Alienación Parental lingüística?

Lenguaje

Acabamos de conocer un curioso caso de Síndrome de Alienación Parental lingüística, es decir, un progenitor ha manipulado a su hijo utilizando el idioma para alejarlo del otro progenitor, por fortuna el caso ha sido llevado a juicio y al progenitor que estaba utilizando diversas estrategias (una de ellas el lenguaje) para provocar un cambio en la conducta del hijo, le han retirado la custodia.

Generalmente relacionamos el Síndrome de Alienación Parental con la manipulación de los sentimientos de los niños llevada a cabo por uno de los progenitores, sabemos que en los casos de divorcio o separación con conflictos, este modo de proceder es habitual, en vez de alentar y fermentar el respeto o el amor por igual a ambos progenitores, el hijo se esgrime como si fuera una herramienta con la que hacer daño. Claro, que nunca habíamos conocido un caso en el que el idioma fuera un motivo para provocar discordia.

Al parecer, un agente de los Mossos d’Esquadra que vive en la localidad catalana de Cambrils, tenía la custodia de una niña de cuatro años nacida fruto de la relación con una mujer que es Guardia Civil y que actualmente ejerce su actividad en Cantabria. Parece ser que el padre ha utilizado todo tipo de artimañas para destruir el vínculo con la madre, una de ellas era el idioma. Al menos así lo ha considerado un juzgado de Santander que ha determinado que la niña utilizaba muy poco el castellano, el padre no le enseñó el idioma hasta que empezó a ir a la escuela. El padre argumenta que la niña habla catalán y castellano desde los dos años y que nunca ha impedido a la pequeña hablar como quiera, recalca que el bilingüismo está muy normalizado.

Sinceramente, dudamos que el bilingüismo esté normalizado y más después de conocer todo tipo de casos en los que se discrimina por hablar castellano, y no sólo en Cataluña, hace poco referenciábamos el caso de un niño gallego discriminado por hablar castellano, de ello hablábamos en el post Discriminación lingüística en la educación. En todo caso, es fácil determinar si el padre dice la verdad, basta con hablar con la niña para comprobarlo.

El juez ha constatado que el padre ha llevado a cabo diferentes estrategias como si la niña fuera sólo hija suya, por ejemplo, decirle a la madre que no le dé a la niña determinados yogures sin más explicación, o hechos más graves como conseguir la monoparentalidad con los efectos que tiene en Cataluña, o en teoría, no permitir a la niña acceder al lenguaje que quisiera, en este caso el castellano. A esto hay que añadir la custodia sufrida por la madre por la Policía Local cuando va a visitar a su hija, algo que resta la total normalidad de la relación y que constata acciones enmarcadas en el Síndrome de Alienación Parental.

Por todo ello el juez ha determinado otorgar la custodia de la niña a la madre, el padre por supuesto ha recurrido esta sentencia e incluso recoge firmas para evitar que su hija se vaya con la madre. Este es otro acto que demuestra que cree ser el dueño de la niña, ¿acaso se ha hablado de que la madre profiera malos tratos a la pequeña?, ¿que sea una irresponsable y no actúe como madre? no, no hay tales argumentos.

También se está preparando una concentración en la localidad del padre como apoyo para que la pequeña se quede junto a él, nos da la impresión de que esta “guerra” se está trasladando a otro ámbito. Puedes conocer más detalles de la noticia a través del artículo de El Mundo.

Foto | KellyB

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...