Ser padre de un deportista de élite

Miles de niños sueñan con jugar algún día como Messi o Cristiano Ronaldo, otros sueñan con ser campeones del mundo de motos como Jorge Lorenzo o simplemente conducir un F1 en una gran escudería como Fernando Alonso. Todos estos deportistas fueron niños como los que ahora corren por las calles de miles de barrios españoles. También tenían sueños de llegar lejos en el mundo del deporte. Pero si lo han logrado ha sido gracias al apoyo familiar que nunca les ha fallado, ni en los momentos buenos ni en los malos.

Y es que detrás de un gran deportista siempre hay un gran padre o una gran madre. Una figura familiar que les guia y les ayuda a alcanzar el éxito porque la vida de un niño deportista no es fácil. Son muchas horas de entrenamiento, mientras sus amigos están de fiesta ellos no pueden porque entrenan, juegan o tienen que descansar. No deben excederse en la alimentación, deben cuidar el cuerpo porque  su físico es su principal arma de trabajo. Deben estar en buena forma. Son muchas renuncias. Estos niños sólo viven para el deporte.

Pero no todos llegan. Sólo unos privilegiados alcanzan la cima de la gloria. Por eso, los padres deben apoyarles en todo momento. No deben presionarles, deben motivarles pero no crearles falsas ilusiones porque sino lo consiguen la derrota será mayor. Deben inculcarles que esto al final es deporte y siempre no se gana. Pero que la principal motivación no debe ser llegar a ser una estrella o como dijo hace algunas semanas Cristiano Ronaldo ser un buen deportista, guapo y rico. Lo más importante es disfrutar haciendo deporte. Y eso es algo que no deben olvidar nunca.

Además esta es una profesión con fecha de caducidad, por ello los expertos recomiendan que pese a que los niños se preparen para ser deportistas y tengan que cumplir exigentes horarios de entrenamientos no deben abandonar los estudios. Es importante que los padres les hagan entender que aparte del deporte deben pensar en el futuro. Algunos futbolistas de élite lo han hecho, la madre de Gerard Piqué dijo en una entrevista que obligaba a su hijo a estudiar, de hecho le decía que sino aprobaba el fútbol se acababa.

Esta es la actitud que deben ejercer los padres. Y ante todo deben ser unos padres normales no hay que crearles expectativas que acaben agobiando al niño. Ante todo son niños, solamente tienen el privilegio de ser buenos en el deporte, pero si se les presiona pueden cansarse y dejar de disfrutar.

Foto: FernandoAlonso F1

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...