Se investiga qué protege a los menores del COVID-19

Se ha puesto en marcha una investigación para comprender qué protege a los menores del COVID-19, ya que para los pediatras, existe un mecanismo que evita los efectos del virus en los niños. El trabajo se desarrolla en base a tres teorías, la respuesta inmunitaria de los menores, con el receptor del SARS-CoV-2 y la flora faríngea.

SARS-CoV-2

Hoy podemos saber que expertos del hospital Sant Joan de Déu de Barcelona están investigando qué es lo que protege a los menores del COVID-19, los resultados obtenidos servirán para buscar tratamientos para las personas adultas. Al parecer, los pediatras creen que los menores tienen una protección natural frente al virus SARS-CoV-2 aunque, la verdad, teniendo en cuenta la aparición de casos con niños y niñas por el Síndrome Inflamatorio Multisistémico Pediátrico asociado al COVID-19, hace dudar de esa protección natural.

El estudio del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona se desarrollará bajo el nombre ‘Kids Corona‘ y realizará un análisis de 500 familias con menores cuyos progenitores fueron contagiados por el virus. Cierto es que se puede hablar de una protección natural, sobre todo si tenemos en cuenta la incidencia de la enfermedad, ya que de los 236.611 casos detectados en nuestro país, tan sólo un 0’6 de los afectados son menores de 14 años y la gran mayoría no ha sufrido ningún tipo de complicación. Pero la aparición en países como Estados Unidos del mencionado síndrome, hace sospechar que quizá el virus se comporta de un modo distinto en niños y niñas.

Los investigadores del hospital creen que existe algún mecanismo que protege a los menores, y encontrarlo podría facilitar el desarrollo de una cura para todos los segmentos de edad. En este trabajo los expertos acuden a los domicilios de las familias participantes voluntarias para recoger muestras de saliva, una serología rápida y una prueba PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa), con la que se detectan fragmentos de ADN de los microorganismos que causan una enfermedad. Todo el material biológico recogido se almacenará en un biobanco, siempre con el consentimiento de las familias, que servirá para futuras investigaciones.

Los pediatras están sorprendidos de la baja incidencia del SARS-CoV-2 en niños y niñas, algo que no ocurre con otro tipo de enfermedades respiratorias como pueden ser el virus respiratorio sincitial o la gripe. Recordemos que ya se ha aclarado que los menores no resultan ni más ni menos contagiosos que los adultos, la diferencia radica en que los síntomas apenas se manifiestan y es más complicado saber si están infectados, por lo que son potenciales transmisores de la enfermedad.

En el estudio se establecen tres teorías, una es la respuesta inmunitaria de los menores, que podría ser diferente a la que tienen los adultos, la segunda guarda relación con el receptor del SARS-CoV-2, una enzima denominada angiotensina que en los adultos está muy localizada en los pulmones, mientras que en los menores podría estar repartida por todo el organismo. La tercera teoría guarda relación con la flora faríngea, los investigadores comentan que la mayoría de menores infectados eran recién nacidos o tenían más de seis años, los niños y niñas de entre 1 y 5 años prácticamente no han sido afectados por el coronavirus. Parece ser que esta flora a estas edades tiene una gran diversificación y es abundante, algo que protege ante otras enfermedades.

Los investigadores comentan que a medida que pasa el tiempo, se pierde esa diversidad debido a la contaminación y otros agentes externos, por lo que los adultos estarían menos protegidos ante las enfermedades, de ahí que se realicen comparativas de la flora faríngea. En fin, se puede decir que este estudio que hemos conocido aquí y que podéis consultar en la página del hospital será largo, esperemos que se puedan obtener respuestas y sirvan para encontrar tratamientos eficaces.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...