Se han descubierto dos genes clave en la leucemia infantil

Cáncer infantil

Las investigaciones sobre la leucemia infantil se suceden, cada cierto tiempo podemos conocer nuevos datos sobre esta enfermedad que afecta a diversas células defensivas del organismo. La búsqueda de terapias efectivas contra esta forma de cáncer infantil pasa por determinar sus orígenes y causas, mutaciones de genes, causas medioambientales, alimentación, etc. Hoy hemos podido saber que se han descubierto dos genes clave en la leucemia infantil, la leucemia linfoblástica aguda de células T (T-ALL), una de las más comunes entre la población infantil.

Recordemos que este tipo de leucemia es más común en los niños que en las niñas, y es más resistente a los fármacos anticancerígenos gracias a una proteína denominada BCL6 que es utilizada por las células de la leucemia para mantenerse vivas. Al parecer, la causa de ello es la mutación del gen PHF6, responsable de codificar la mencionada proteína, las células de la leucemia la utilizan como sistema defensivo que bloquea los fármacos.

Explicamos esto como ejemplo a destacar mostrando que son muchos los factores genéticos que influyen en el desarrollo y resistencia de este tipo de leucemia. En la investigación conjunta desarrollada por expertos estadounidenses y españoles, se ha dado con dos genes clave en los casos de leucemia linfoblástica aguda, concretamente en dos subtipos.

Los genes responsables son el EZH2 y el FUZ12, al parecer cuando estos genes reguladores son inexistentes, se despiertan otros genes que deberían estar silenciados, es el caso del gen Notch 1, gen que codifica una transmembrana que sirve como receptor de señales extracelulares y que se asocia a la leucemia. Los investigadores han determinado que las alteraciones genéticas del T-ALL reducen la actividad proteínica que incide sobre la acción del gen Notch1, responsable del crecimiento tumoral.

A través de la publicación del Economista podemos saber que los expertos explican que el gen Notch 1 funciona como un interruptor que enciende muchas luces, pero otros genes se encargan de apagar algunas de ellas, si los genes responsables de apagar fallan, se promueve el crecimiento tumoral al desaparecer el equilibrio. Se trata de un descubrimiento interesante que puede sentar las bases para el desarrollo de terapias más efectivas para tratar este tipo de leucemia. Aunque hay que decir que sólo en un 25% de los pacientes se aprecia la perdida de los genes EZH2 y FUZ12, pero es un gran paso, si se lograra desarrollar la terapia se incrementaría la tasa de superación de la enfermedad significativamente.

Serán necesarias muchas investigaciones hasta lograr una combinación de inihibidores que logren tratar los subtipos de leucemia linfoblástica aguda. Poco a poco se logran avances y se pone contra las cuerdas a una enfermedad que hasta no hace mucho tenía una tasa de mortalidad muy elevada. A través del artículo publicado en Nature Medicine podrás conocer más detalles sobre la investigación

Foto | rypson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...