Rotuladores Ökonorm, mágicos y ecológicos

Para fomentar la creatividad de los pequeños artistas de la casa es necesario que los padres les brinden materiales nuevos y útiles para sus obras, los niños que disfruten pintando y dibujando se verán encantados de probar los rotuladores mágicos y ecológicos de Ökonorm, que son capaces de pintar sobre gran cantidad de superficies, incluyendo lógicamente el papel, también el cartón e inclusive la madera.

Los rotuladores están indicados para niños a partir de los 3 años de edad, y se destacan por ser sumamente seguros para los niños, cuentan con bajo nivel de olor a tinta, además están libres de formaldehído y no cuenten en su composición con sustancias nocivas que puedan afectar la salud del niño. Para los padres que se preocupan por conseguir productos de carácter ecológico, les gustará saber que el producto entra en esa categoría, vienen en un pack de 10 unidades en cajas hechas en cartón reciclado, cuenta con una punta de plumas de fieltro y una tinta hecha a base de colorantes para alimentos, mientras que sus cubiertas son de polipropileno reciclable, por lo que es respetuoso con el medioambiente.

Los marcadores Ökonorm son de origen aleman y cumplen con la norma Euro EN 71/lll y la americana ASTM D4236, ambas certifican la seguridad en los juguetes de los niños, por lo que se trata de un producto totalmente recomendable. Pero como dijimos más arriba los rotuladores además de ecológicos son mágicos, característica que encanta a los niños, ya que vienen 9 colores brillantes y un rotulador blanco que es capaz de hacerle cambiar el color al trazo en uno nuevo si se pinta con el sobre lo ya pintado, las posibilidades se vuelven ilimitadas para los niños con elementos como estos.

Los pequeños se sorprenderán viendo cómo, por arte de mágia, los colores cambiar frente a sus ojos. En caso de mancharse la ropa, la tinta es lavable a 60ºC, para un mejor uso es necesario mantenerlos bien cerrados para que duren más, en caso de que se sequen las tapas se recomienda poner dos gotas de jugo de limón o de vinagre para ablandar el producto, si las puntas de fieltro se endurecen solamente hace falta ablandarlas con un poco de agua.

Vía | Green Habit

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...